El estudio japonés Mizuishi Architects ha diseñado esta casa ubicada en un barrio de Tokio, Japón, a partir de un programa que se resuelve en tres niveles de planta cuadrada de 5.58 metros de lado. La ”Casa en Kitakarasuyama”, encargada por un matrimonio con dos niños, intenta mediar la vida de barrio con los flujos vehiculares de una carretera aledaña a partir de una composición de fachadas y relaciones espaciales que integran exterior e interior.

Cada piso está dividido física y virtualmente por marcos de puertas de madera que se cruzan y crean ”espacios interiores” y ”espacios exteriores”. El “espacio interior” es de 3,6 metros de lado, está protegido y es un lugar funcional.

Un ejemplo de ”espacio exterior” es el baño del primer nivel. Se trata de un baño grande para una casa chica. Es un lugar que toma elementos externos por la ventana. Se supone que el uso es no limitante y fluido, y el espacio crea otra trama de esquina en la casa al encerrarla en forma de L frente a las dos carreteras. El ”espacio exterior” es un espacio de aleros internos y una zona de amortiguamiento ambiental para los ”espacios interiores”.

Cuatro puertas correderas se ejecutan en el marco de cruz. Estas cambian la relación del espacio interior y exterior, separándose o conectándose entre sí por la forma en que se utiliza y el cambio de estaciones. Al cruzar el límite de la puerta que existe simbólicamente, hay espacios ambiguos y algunos lugares externos en la casa, y permite que esas relaciones se mezclen más.

nivel subterráneo

nivel de acceso

nivel superior

sección