En Yokohama, Japón, el estudio local Takeshi Hosaka Architects ha diseñado esta vivienda con un exterior hermético que encierra un espacio interior fluido, abierto y luminoso en donde los límites entre recintos parecen disolverse.

La ”Casa en Kozukue” ha sido diseñada para una pareja cristiana y un bebé recién nacido. El cliente tenía dos deseos para la casa: una sala común donde la familia, los amigos cristianos y los vecinos puedieran aprender la Biblia juntos y practicar el órgano para los servicios dominicales y el espacio al aire libre donde tanto la familia como los visitantes pudieran disfrutar de la luz natural y el viento, manteniendo suficiente privacidad.

La casa está ubicada en una esquina con una suave pendiente en la cima de la pequeña montaña en Shin-Yokohama. El terreno que había sido estacionamiento está rodeado por casas y apartamentos de dos pisos. La casa está ubicada en una parte de este terreno, mientras que la otra parte se usa para 5 estacionamientos alquilados y 2 estacionamientos privados que dan a las 2 calles laterales.

La casa está lo más cerrada posible y tiene solo una puerta de entrada y un mínimo de ventanas pequeñas en la superficie para protegerse de los ruidos y miradas del barrio: el sonido de la máquina expendedora del estacionamiento, la luz de los automóviles por la noche, el escape de los automóviles y la voz de personas que usan el estacionamiento.

Los espacios de vida normalmente necesarios (sala de estar, comedor, cocina, dormitorio, cuarto de niños, etc.) ocupan solo la mitad del área de esta casa. Por otro lado, el patio semi-exterior ocupa la otra mitad de la zona de la casa.

Las columnas de madera y las vigas principales que pasan sobre todo el techo están pintadas de color marrón y las vigas secundarias sobre ellas están pintadas de blanco. Los tragaluces en las intersecciones de las vigas principales proyectan sombras en forma de cruz. Cuando se abren los grandes ventanales que dan al patio, este se conecta gradualmente con el interior y hay menos frontera entre ambos lugares.

”Descubrí que se necesitan muchos espacios excedentes (espacios innecesarios) en esta casa para crear una generosidad para aceptar a varios visitantes y acciones.Me gusta creer en una espacialidad secuencial tan suave como debería ser la arquitectura.” dice Takeshi Hosaka, co-fundador de Takeshi Hosaka Architects.

Los espacios excedentes a veces se usan para comer alimentos o leer libros, como el comedor o la sala de estudio y los espacios necesarios se liberan de ser necesarios y se convierten en espacios excedentes. Los espacios necesarios y los espacios excedentes reemplazan sus roles entre sí de vez en cuando.

planta general