En pleno barrio de Puerta del Ángel, un barrio fuera de la M-30 pero más cercano al casco histórico de Madrid, con un carácter castizo propio de los aledaños del río Manzanares, se sitúa este apartamento reformado por Estudio AMÁSL que prende ser un espejo en el que mirar el futuro del parque inmobiliario de las grandes ciudades.

”Cuando una gran parte de las ciudades que habitamos en los países occidentales han sido ya saturadas, las transformaciones e intervenciones arquitectónicas que actualizan lo existente se observan como un horizonte inevitable y necesario para el futuro desarrollo del urbanismo.” comentó Estudio AMÁSL.

El encargo de ”Casa PEX” surge de la necesidad de adecuar los espacios de este piso a las necesidades actuales de la propietaria. La nueva tipología de vivienda rompe con la huella de viviendas compartimentadas en exceso, con usos marcados y no simultáneos, con poca luz natural y falta de elementos de confort que hoy consideramos básicos.

Los elementos predominantes que rigen el diseño se distinguen por combinar la percepción de un espacio continuo con el uso del microcemento en el suelo, un interior amable con mobiliario a medida que abraza la arquitectura, y sensaciones acogedoras con puertas embebidas en nichos que atrapan al usuario entre estancia y estancia, transmitiendo una voluntad joven y contemporánea de vivir en una ciudad que no siempre es benévola con sus ciudadanos.

planta original / planta intervenida