En el Valle de Yunguilla, Ecuador, el estudio local Juan Carrion & Arquitectos finalizó esta casa emplazada en un terreno con una posición alta que cuenta con vistas a una amplia extensión de la planicie y de las montañas a la distancia. La premisa en el diseño de la ”Casa Portobelo” es que se puedan eliminar los límites con el exterior, para vivir desde el interior todo el paisaje natural circundante.

El colocar el muro cortina en un segundo plano permite estructurar la fachada según la decisión del proyectista, para implementar un orden específico en la construcción, esto incide directamente en la forma y la distribución de espacios, pues en la edificación se generan grandes vanos para apreciar las vistas y a la vez la vivienda se proyecta hacia el exterior.

La disposición volumétrica separa el área social y la privada, permitiendo el soleamiento directo a la primera y protegiendo del mismo a la segunda, con esta estructuración de espacios se consigue abrir grandes visuales desde ambas zonas.

Para poder salvar el desnivel del terreno se utiliza un muro de piedra natural que genera un contacto natural con el suelo. El diseño tiene el objetivo en las fachadas de generar líneas sobrias que enmarquen y delimiten la casa con la intención de estructurar las fachadas, las cuales son bastante elegantes y sobrias porque carecen de elementos decorativos añadidos ajenos a su solución formal.

planta baja

planta alta (nivel de acceso)

sección a-a