Casa X busca resolver mediante la definición de un sistema, lenguaje o forma una serie de interrogantes que surgen al momento de interpretar el lugar dado: cómo proteger y otorgar protagonismo a un gran pino, que se encuentra sobre el sitio y que demarca un acceso y aproximación a la vivienda desde la calle; cómo evitar decidir entre la vista al mar o hacia la montaña, y dar cabida a ambas que sin embargo son en direcciones opuestas; cómo neutralizar mediante la forma, la presencia de las construcciones aledañas, construir una aislación falsa que niega a sus vecinos; como duplicar las vistas principales, permitiendo vistas frontales y traseras de gran calidad; como resolver tantos a priori con un simple movimiento que responde a todos estos objetivos sin priorizar ni formular de modo explícito una respuesta a cualquiera de éstos.

Situación

Situación

© Iwan Baan

© Iwan Baan

La forma, una forma única, es el resultado de un largo proceso de búsqueda de respuestas individuales para cada uno de estos desafíos; así, la forma no es a priori, sino un esfuerzo para otorgar una respuesta unitaria que satisfaga cada una de estas preguntas surgidas en el proceso de diseño.

Plantas

Plantas

Casa X es también una exploración constructiva: una técnica utilizada regularmente para la construcción de infraestructuras como puentes y túneles, es desarrollada para un encuentro con la escala doméstica, apuntando a la incorporación de eficiencia y reducción de los costos de construcción. El uso de técnicas mixtas basado en la aplicación de un hormigón de alta densidad permite conseguir una gran resistencia estructural en períodos de tiempo extremadamente cortos. De este modo, es posible proyectar muros continuos de 6 m de altura sin la necesidad de un encofrado de dos lados. La vivienda es, por lo tanto, una expresión viva de una técnica específica y acumula en su piel el conocimiento, variado y continuo, adquirido durante el proceso de construcción.

Sección transversal

Sección transversal

Imagen © Sandra Pereznieto

Imagen © Sandra Pereznieto

La vivienda se ubica en la parte superior de una colina en Cabrils, en las afueras de Barcelona. Al sitio, con vistas increíbles y una pendiente considerable, se accede desde una única vía ubicada en la cima del lugar. La forma en la que la vivienda se posa sobre el terreno responde a la idea de minimizar excavaciones y optimizar, dentro de lo posible, el uso de tierras no ocupadas. El acceso a la vivienda se encuentra dos metros bajo el nivel de la calle, y el proyecto busca empatizar desde el uso de muros en blanco el deseo de estar anclado en el sitio y desaparecer de la calle; evidentemente se priorizan las fachadas y vistas que dan hacia el valle.

Imagen © Iwan Baan

Imagen © Iwan Baan

© Sandra Pereznieto

© Sandra Pereznieto

La vivienda posee dos pisos. El superior, fuera de la incorporación de un estacionamiento que permite el acceso, se concibe como una suite privada de los dueños: dormitorio principal, con vestidor y baño, además de un estudio amplio. En el piso inferior hay una clara distinción entre el frente y detrás; la parte frontal es de naturaleza abierta y más bien pública, conformada por un área de living en un espacio de doble altura junto a la cocina y comedor, articulados alrededor de una mesa de mármol de 8 m de largo. La parte posterior del piso inferior alberga las habitaciones y áreas de servicios, que mediante los patios se le otorgan vistas directas y protegidas al valle, el mar y la montaña.

Imagen © Iwan Baan

Imagen © Iwan Baan

Imagen © Iwan Baan

Imagen © Iwan Baan

Imagen © Sandra Pereznieto

Imagen © Sandra Pereznieto

Imagen © Sandra Pereznieto

Imagen © Sandra Pereznieto

Imagen © Sandra Pereznieto

Imagen © Sandra Pereznieto

El proyecto de la Casa X utiliza la forma para cualificar los espacios de un modo poco usual y proveer así un carácter individual, donde el paisaje es siempre un actor principal. Más allá de la organización espacial en el frente de la casa, las vistas son las protagonistas en cada uno de los espacios. Y aprendiendo de las reflexiones de Dan Graham, la imagen del mar está siempre presente cuando se observa la montaña, y la montaña aparece como reflejo al observar el mar: una cualidad perceptiva que enriquece la experiencia de la casa.

Arquitectos: Eduardo Cadaval & Clara Solà-Morales

Colaboradores: Bruno Pereira, Pamela Diaz De Leon, Daniela Tramontozzi, Manuel Tojal

Ingeniería de edificación: Joaquin Pelaez

Ingeniería Estructural: Carles Gelpi

Empresa constructora: Construcciones Topcret

Ubicación: Cabrils, Barcelona, España

Superficie: 300 mq

Finalización: 2012