Ubicada en el centro de Porto, Portugal, la Casas da Baixa de PF Architecture Studio tuvo el objetivo de restaurar un pequeño conjunto del siglo XIX que se entiende por sus cualidades formales que le confieren un rol en la singularidad del contexto urbano de la ciudad, ya que anuncia una imagen completamente diferente de las otras cuadras del centro de la ciudad, acercándose a los centros rurales, periféricos a la ciudad, en los conceptos de escala y forma.

Desde su construcción, el conjunto ha tenido un uso de viviendas multifamiliares, revelando en sus tipologías, anteriores a la intervención, sucesivas apropiaciones, extensiones y subdivisiones. Así, la intervención pretende jerarquizar y reorganizar las tipologías existentes, reformulando el todo y diseñando un total de 11 unidades de vivienda independientes que a su vez varían de tipologías de estudio, 1 dormitorio y 2 dormitorios, manteniendo los principios constructivos de la preexistencia.

”A pesar de su avanzado estado de degradación, el diseño orgánico y vernáculo del conjunto era tan evidente que se convirtió en el punto de partida para la definición conceptual del diseño. El sistema de construcción original, que consiste en paredes sólidas de granito y pisos, techos y estructuras en madera, fue respetado en su mayoría, ya que solo ha sido sometido a pocos reemplazos y correcciones.” dijo el arquitecto fundador de PF Architecture Studio, Pedro Ferreira.

El resultado son 11 departamentos interdependientes que pueden tener acceso individual o compartido, donde el blanco de las paredes y los techos contrasta con la calidez de los pisos de madera de pino, creando un diálogo constante entre la preexistencia y la intervención.

Las tipologías están marcadas por la variación de los niveles de piso terminado y el uso de la zona del ático, lo que resulta en apartamentos de planta libre en los que los entrepisos desempeñan un papel destacado en la interpretación y la vida del espacio.

plantas

sección longitudinal