Charles G Tremblay y Simon Maltais, dos amigos e ingenieros aeronáuticos de origen canadiense, son los responsables de Charles Simon, una marca de ”equipaje de excepción” que vio sus orígenes cuándo los dos se conocieron como estudiantes de ingeniería en la Escuela de Tecnología Superior de Montreal y, después de años de experiencia en el campo, se unieron con el diseñador industrial local Pascal Godin para crear la primera colección de la marca.

El objetivo era hacer una serie minimalista de maletas que incorporara materiales duraderos y livianos típicos del diseño aeronáutico. Entre estos están la fibra de carbono que forma la carcasa resistente y rectangular y las bisagras y manijas de aluminio anodizado. Los diseños se completan con asas y ruedas retráctiles.

El equipaje Charles Simon está envuelto en cuero con dos lados revestidos de cerezo canadiense. Estos paneles están hechos de madera rescatada de troncos sumergidos en las vías fluviales de Canadá hace cientos de años.

La colección incluye la maleta de cabina ”Bonaventure” de 30 litros, el equipaje de mano ”Rupert” y un maletín llamado ”Mackenzie”. Cada uno de los cuales lleva el nombre de los ríos en Canadá.

El cuero de toro joven proviene de Carriat, una curtiduría familiar francesa fundada en 1927 que trabaja con casas de moda como Dior y Herme. El cuero viene en una gama de tonos que incluyen azul brillante, azul marino, gris y negro que también llevan señales al agua de Canadá.

Cada pieza de Charles Simon está hecha a pedido y totalmente personalizable con mangas y posibles espacios adicionales. Cientos de cueros y colores interiores de tela también están disponibles, con forros interiores de tela de la marca italiana Alcantara. Completando las piezas hay un grabado con un número de serie único para el propietario.