Entre el 30 de agosto y el 1 de septiembre recién pasado, en Copenhague, Dinamarca, se desarrolló Chart 2019, una feria de arte y diseño en donde jóvenes arquitectos y estudiantes daneses respondieron al desafío de experimentar con materiales reutilizables o reciclados para crear una arquitectura más sostenible a través de la construcción de 5 pabellones seleccionados entre 54 propuestas.

Anne Bea Høgh Mikkelsen, Katrine Kretzschmar Nielsen, Klara Lyshøj y Josefine Østergaard Kallehave diseñaron y construyeron el suyo utilizando cada componente del colchón más vendido de IKEA. Los diseñadores esperaban hacer una declaración sobre el “consumismo sin sentido”. Querían resaltar los problemas en un sistema económico donde es más barato y más fácil comprar nuevos productos en lugar de reciclar los viejos.

El proyecto se llama ”Sultan”, como el colchón, y reutiliza sus resortes de metal, relleno de espuma y tela. Estos forman paredes multicapa con textura para la estructura de madera de doble altura. Los jueces otorgaron al proyecto el primer premio en el concurso, después de quedar impresionados con la forma en que el reciclaje era completamente central para el diseño.

Los cinco pabellones construidos estuvieron en uso durante los tres días de Chart mientras ”Sultan” sirvió como bar para 1664 Blanc y los otros cuatro ofrecieron soporte para otras variedades de comida y bebidas.

Un puesto hecho de papel reciclado servía comida japonesa y sake. Llamado ”Rock Paper CNC”, fue construido por Diana Smiljkovic, Gustav Kjær Vad Nielsen, Jonas Bentzen y Haris Hasanbegovic, junto con el artista Oskar Koliander. La estructura comprende un grupo de cinco torres con entramado de madera, todas revestidas con azulejos de papel reciclado de 30 centímetros cuadrados.

Estas palmetas de papel se producen mediante un proceso de mezcla, compresión y cocción. Estos se hicieron con los residuos procedentes de las oficinas de arquitectos e ingenieros, incluidos Arup y COBE.

Cristina Román Díaz y Frederik Bo Bojesen usaron sal en la fabricación de ”Salaria”, un puesto que sirve ostras de agua salada. Crea una superficie de piso que cruje bajo los pies, y también cubre redes de pesca para crear un refugio sobre la cabeza. La madera contrachapada reciclada se obtuvo del Festival de Roskilde para construir la estructura en forma de A del puesto, mientras que las redes de pesca desechadas fueron rescatadas del puerto de Copenhague.

Josefine Rita Vain Hansen y Marie Louise Thorning usaron látex para crear su diseño: una barra de ginebra que sirve cócteles de inspiración nórdica. Llamada ”Célula”, la estructura se puede inflar y desinflar como un globo.

El látex también aparece en ”Snug as a Bug in a Rug”, diseñado por Mathias Bank Stigsen y Andreas Körner. El edificio está revestido con una tela de yute recubierta de látex, diseñada para invitar al tacto. Durante Chart, sirvió hamburguesas vegetarianas de Gasoline Grill.