Los planos actuales del metro y de otros medios de transporte urbanos que conocemos hoy, se deben en gran parte al trabajo de Henry Charles Beck, más conocido como ”Harry Beck”. Este ingeniero electrónico inglés es conocido por diseñar el diagrama esquemático del Metro de Londres, el cual se convirtió en uno de los diseños gráficos más influyentes de la historia, ya que su revolucionario diseño ha influido en la gran mayoría de planos de transportes públicos de ciudades en todo el mundo.

Primera edición del mapa del metro de Londres por  Harry Beck, 1933

Primera edición del mapa del metro de Londres por Harry Beck, 1933

 

Mapa del metro de Londres previo al rediseño de Beck.

Mapa del metro de Londres previo al rediseño de Beck.

En 1933, debido al crecimiento de las líneas de metro y la complejidad que suponía representarlas en el mapa, Harry Beck fue contratado para hacer un diseño nuevo. Aprovechando sus conocimientos como ingeniero electrónico, Beck se basó en el diseño de los circuitos electrónicos para diseñar un nuevo estilo de mapa, apoyado en dos ideas claras: Dejar de lado las relaciones de distancia reales entre las estaciones, mostrando una posición referencial  en vez de una geográficamente exacta y utilizar colores distintivos para cada línea de tren. El objetivo era simplificar la interpretación del mapa a los usuarios de la red de metro, dejando solo la información esencial para que este fuese entendible para la mayoría.

Harry Beck

Harry Beck

Al transcurrir la mayoría del ferrocarril bajo tierra, las ubicaciones físicas de las estaciones eran irrelevantes para el pasajero que tan sólo pretendía encontrar cómo llegar de una estación a otra. Inicialmente la propuesta no convenció demasiado a la compañía del Metro, pero al presentarlo al público general en un panfleto, tuvo una gran aceptación y popularidad por la usabilidad que proporcionaba a los pasajeros

La importancia del mapa de Beck reside en el cambio estético que implementó, en referencia a los diseños anteriores. Pero además, tiene una simplicidad que permite que sepamos exactamente a dónde vamos dando una simple mirada al mapa. Simplificó la línea de las rutas a rectas simples y colores, eliminó detalles, y lo convirtió en un objeto de utilidad tanto para los londinenses como para los turistas.

Mapa Metro de Londres, 2013

Mapa Metro de Londres, 2013

A Pesar de sufrir modificaciones, el mapa actual sigue haciendo referencia al diseño de Beck, el que además de convertirse en una pieza paradigmática del diseño de información, se ha transformado en todo un hito en la memoria gráfica de la ciudad y en uno de los elementos de merchandising más rentables del siglo pasado