Layer, la agencia estratégica de diseño industrial dirigida por Benjamin Hubert, ha trabajado con el estudio de moda Raeburn en un proyecto de diseño circular que reutiliza paracaídas en desuso para crear una colección de mobiliario. ”Canopy” está compuesta por tres mecedoras de bajo perfil y un divisor de ambientes que tienen el objetivo de “recontextualizar materiales infravalorados”.

Los paracaídas se montan sobre marcos de acero soldados como resultado de una investigación en la que ambos estudios revisaron los archivos de Raeburn para ver cómo la marca había reutilizado previamente paracaídas en desuso para crear piezas de moda llamativas. Estas ideas fueron desarrolladas para extenderse al diseño de muebles.

“La colección Canopy utiliza la estricta geometría de las estructuras de acero como base para experimentar con tapicería de paracaídas reciclada innovadora y con visión de futuro. Se trata de un lenguaje sintonizado con la semántica de un paracaídas en vuelo: el sillón se balancea suavemente hacia adelante y hacia atrás mientras la pantalla reconfigurable se inspira en la sección y la construcción de un ala”, explicó Layer en su comunicado.

La colección utiliza específicamente excedentes de paracaídas para militares y paracaídas de frenos de aeronaves, hechos de material de nylon ripstop ultrafino, y trabajaron con una de las costureras de Raeburn para crear los productos terminados.

Si bien las tres mecedoras tienen la misma estructura, cada pieza tiene como objetivo resaltar una calidad diferente del material del paracaídas, desde una “expresión simple y altamente controlada” hasta una “forma escultórica en bruto”.

Cada uno de los textiles se aseguró con una combinación de cremalleras ocultas y diferentes técnicas textiles, incluidas costuras ocultas y costuras francesas. La misma técnica de tensar el material de los paracaídas sobre la estructura metálica se utilizó para los divisores que se pliegan en tres secciones.

La forma de cada una de las pantallas fue informada por el diseño gráfico de bloques de color del paracaídas verde, naranja y blanco, que presenta líneas de intersección que juegan con la luz a medida que viaja a través del material translúcido.