La diseñadora española Marta Ayala Herrera ha diseñado para ”La Casa Encendida”, un centro social y cultural situado en Madrid que impulsa a los jóvenes creadores a concretar sus iniciativas, una familia de mobiliario que favorece la creación de un punto de encuentro versátil, revitaliza un espacio en desuso.

El espacio consta de grandes mesas que fomentan la interacción y el trabajo en equipo a través de su diseño geométrico y minimalista en línea con la filosofía del centro. Por último, hay un tablón de anuncios inspirado en el diseño del periódico colocado en la pared para recuperar el espíritu del vecindario y conectar a las personas entre sí a través de sus intereses.

Los valores de la organización tuvieron una influencia directa en uno de los pilares fundamentales del proyecto: la elección de los materiales. Como está hecho de residuos que no se consideran “nobles” y el objetivo era recuperarlo como un material potencialmente hermoso, se eligió el MDF.

El diseño giró en torno a la maximización y la utilización óptima del MDF, ajustando las dimensiones para evitar el desperdicio y garantizando que las piezas perduren en el tiempo. La fabricación de los diferentes elementos provino de carpinteros artesanos con sede en Madrid.