En Jarovce, un pequeño municipio de Bratislava, Eslovaquia, el estudio local Compass Architekti ha completado esta residencia familiar destinada a nueve nietos y sus abuelos. La casa se encuentra en el extremo norte del pueblo Jarovce, en una zona de viviendas unifamiliares. El sitio está nivelado, con un área de 661 m2. Para garantizar el uso óptimo de la propiedad, la casa se encuentra en la parte norte del terreno.

”Este proyecto fue ese tipo de encargo que puede dañar la relación con la familia o con el trabajo. O incluso ambos. Afortunadamente, en este caso, las cosas avanzaron contra viento y marea. Recibimos solo tres requisitos: una casa pequeña, sin escaleras y mucho espacio para nueve nietos.” comentó Compass Architekti.

La respuesta al encargo fue la creación de un atrio verde complementado por la casa. La casa en forma de L define el atrio en sus dos lados. La parte sur del terreno está abierta al sol, mientras que la parte norte está ocupada por la casa.

La losa horizontal de techo de hormigón está omnipresente y conecta perfectamente todos los espacios de la casa. La losa se inclina desde el interior hacia el exterior y guía la narración de su visita a la casa desde la misma entrada hasta las partes más íntimas de la casa. La parte voladiza del techo está configurada para regular la radiación solar y el clima interior de acuerdo con la trayectoria del sol.

En la intersección de dos alas, la losa adquiere un gran radio. Esta curva crea un área mucho más amplia de terraza. Es el lugar perfecto para cenar, el lugar que integra el jardín y el interior.

La casa está dividida de forma muy tradicional, en dos partes. La parte del día y la parte de la noche se separan. La parte del día es transparente, está conectada al jardín y es fácil de comprender. Aquí, los nietos aún son visibles y supervisados. La parte de la noche se encuentra detrás de la pared de madera y se acompaña de un pequeño jardín privado. Este jardín sirve como un refugio tranquilo en oposición al ruido y la atmósfera en el atrio.

El diseño del interior desarrolla aún más el concepto espacial de la casa. Está dominado por una relación mutua de techo sin juntas, piso de concreto pulido y paredes largas revestidas de roble. Estos elementos básicos definen el espacio que podría ser ocupado de forma aleatoria por los objetos y el mobiliario de las personas.