Además de un equipamiento de recreación y divulgación, el ”Confluence Park” diseñado por los estudios estadounidenses, Matsys y Lake | Flato Architects, es una herramienta de enseñanza compleja que permite a los visitantes obtener una mayor comprensión de los ecotipos de la región del sur de Texas y la función de la cuenca del río San Antonio. En todo el parque, los visitantes aprenden a través de la observación, el compromiso y la participación activa.

Ubicada en la confluencia del río San Antonio y San Pedro Creek, la idea de confluencia está arraigada en todos los aspectos: desde grandes gestos como la forma de la planta del parque que representa la convergencia de ecotipos en la región sur de Texas hasta el pabellón “pétalos”, una serie de bóvedas arqueadas que imitan la forma de las plantas que están estructuradas para canalizar el rocío y el agua de lluvia hacia sus raíces, hasta la escala de los patrones del pavimento que recuerdan el flujo y la confluencia de las vías fluviales.

Construido con ”pétalos de concreto” diseñados cuidadosamente para sentarse suavemente sobre la tierra, el Pabellón BHP, el pabellón principal, forma una geometría que recolecta y canaliza el agua de lluvia hacia un tanque de almacenamiento subterráneo. El pabellón proporciona sombra y refugio, al tiempo que invita a los visitantes a visualizar el ciclo de agua en el Confluence Park y cómo se relaciona directamente con San Antonio Rivershed.

El Centro Educativo Estella Avery, que cuenta con un techo verde que proporciona masa térmica para la calefacción y refrigeración pasiva, sirve como un espacio de clase que se abre al pabellón. El agua de lluvia recolectada a través de un sistema de captación de agua en todo el sitio sirve como la principal fuente de agua en todo el parque, y todo funciona con un sistema fotovoltaico diseñado para proporcionar el 100% de la energía requerida durante el año.