La arquitecta holandesa Corine Keus ha transformado los estudios del primer piso y las salas de ensayo del Het Nationale Toneel (Teatro Nacional) de La Haya, en Holanda, para transformarlos en seis espacios independientes utilizados para alojar a actores, directores y artistas itinerantes residentes.

El proyecto está ubicado dentro de un edificio histórico que originalmente sirvió como escuela. En 1996, la escuela y el edificio adyacente se convirtieron para ser utilizados como un teatro para niños, pero después de un cambio organizativo se dejó desocupado. El espacio existente ahora se ha rediseñado a través de la incorporación de un volumen de madera que incluyen todas las comodidades necesarias.

La pieza se realizó utilizando tableros de pino radiata contrachapado provenientes de Chile para crear estas estructuras espaciales extremadamente duraderas que también son estéticamente armónicas.  El diseño es minimalista y contrasta con la arquitectura clásica del edificio existente levantado en 1916. La calidad reside en la implementación consistente del material y los detalles finos de los elementos estructurales. El volumen también agrega un piso adicional donde poder dormir y en la planta baja hay un baño y una cocina compactos.

Este proyecto de Corine Keus se apoya en la incorporación de un volumen muy funcional que satisface las necesidades de un actor viajero, a la vez que proporciona un sencillo, pero suficiente, hogar lejos del hogar.

planta

sección