CRÜ, un estudio español que hasta hace poco conocíamos como RÄS, ha renovado este departamento ubicado en el segundo piso de un edificio construido en 1877, en Barcelona. ”La Odette” era, antes de la reforma, una vivienda oscura con tres estrechas habitaciones. Ahora en cambio es un lugar luminoso con dos amplias habitaciones y espacios que muestran un mix de materiales y elementos originales e incorporados. Entre ellos, ladrillos a la vista, techos abovedados y baldosas de terracota.

El cliente le pidió al estudio formado por Clàudia Raurell y Joan Astallé optimizar los 65 metros cuadrados del apartamento para la vida moderna. De este modo el equipo comenzó por quitar los tabiques que dividían el apartamento. El resultado es un espacio de planta abierta que proporciona un ambiente más luminoso, con una mejor ventilación.

Las habitaciones se reubicaron en la parte posterior de la planta, una con una ventana que daba a un patio y la otra con una ventana que da a un balcón, mientras que la sala de estar se encuentra en la parte frontal del apartamento, con vista a la calle. Una puerta corrediza de vidrio texturado separa el dormitorio principal de la sala de estar y permite que la luz pase entre los dos espacios.

“Trabajamos los contrastes entre los materiales naturales para dividir el volumen en planos y mejorar y reforzar la distribución y el uso de los espacios, lo que hace que el relato espacial tenga cierta complejidad”, dijo Clàudia Raurell.

Por ejemplo, el estudio ha colocado ladrillos de terracota en una sección de la pared al lado de la cocina donde la entrada del apartamento se encuentra con el espacio principal de la sala, el comedor y la cocina de planta abierta pintados de blanco. Los ladrillos se aplican a la pared de atrás hacia adelante, de modo que la textura acanalada en su parte inferior queda expuesta.

El pasillo y el baño cuentan con una pared terminada con azulejos más pequeños, cuadrados y de color granate que contrastan con las paredes pintadas de terracota contiguas en el baño y las paredes de ladrillo sin terminar en la entrada del apartamento. La cocina minimalista blanca está equipada con un protector contra salpicaduras de mármol rojo pulido procedente del sur de España.

planta general