Magnhild Kennedy es una artista y diseñadora noruega radicada en Londres que es más conocida como Damselfrau. Ella trabaja con máscaras como obras de arte autónomas y objetos de acción para crear un mundo misterioso, incluso oculto. Su trabajo está cargado de carácter, sugiriendo no solo personalidades individuales, sino también historias y mundos propios.

”Para mí la máscara es un lugar donde diferentes elementos se unen como situación. El trabajo trata sobre esta situación de lugar, más que la máscara como tema o categoría de forma. La máscara es un lugar.”, explica Damselfrau.

Sus máscaras nacieron cuando trabajaba en una tienda de diseñadores. Se inspiró en la colección de ropa que la rodeaba y pudo coser su propia ropa detrás del mostrador, que luego llevó a un club nocturno. Encontró inspiración en los clubes de baile de Londres, pero hoy está inspirada en todo lo que la rodea y la hace máscaras de objetos que encuentra en todas partes, ya sean preciosos (encaje, pelo) o totalmente comunes.

”Uso tanto el material encontrado como el de producción propia. He usado encaje fino, llevado por la autora noruega del siglo diecinueve Camilla Collett, cabello de piezas de cabello de geishas japonesas de doscientos años, así como cosas cotidianas, que se encuentran en la calle. Soy una autodidacta y encuentro gran placer en resolver problemas técnicos en la realización de mi trabajo.” agrega Damselfrau.