Daniela Retamales Gómez es Ingeniera y fundadora de Fundación Prótesis 3d, una organización chilena sin fines de lucro que busca mejorar la calidad de vida e inclusión de las personas en situación de discapacidad a través de la entrega de prótesis funcionales y personalizadas fabricadas con impresoras 3d, las cuales se acompañan con un proceso de rehabilitación y seguimiento. Desde su experiencia, Daniela comenta:

”La impresión 3d llego a revolucionar algunas industrias y el área médica no se quedó fuera, permitiendo dar mayor variedad, mejor adaptación, e incluso llegando a la disminución de los costos de fabricación de ayudas técnicas. Como fundadora y presidenta de Fundación Prótesis 3d quiero comentarles sobre la relevancia del aporte que las impresoras 3d están entregando frente al funcionamiento físico, la adaptación y el impacto positivo que generan en las personas al ser prótesis personalizadas.

Es indispensable que hoy en día los profesionales del área de la salud conozcan los avances tecnológicos y sepan integrarlos como alternativas en la resolución de problemas, porque este conocimiento puede evitar que una persona sea amputada sin necesidad. Les daré un ejemplo, María Paz, beneficiaria de la Fundación, posee una aganesia de su mano izquierda, pero ella quería poder tomar objetos y es por esto que su médico le recomendó la alternativa tradicional que consiste en la prótesis de gancho que involucraba la amputación de su mano.

La solución no era la mejor, sino, la mejor alternativa que su médico conocía, desconociendo que la tecnología de impresión 3d permitía ofrecer otra salida al problema. Hoy María Paz tiene su prótesis impresa en 3d fabricada especialmente para ella, que se adapta a sus necesidades y evitó la amputación de su mano.

Otro de los puntos importantes, es la personalización de las prótesis. La impresión 3d te permite crear objetos con colores y formas a elección, fabricando prótesis que se asemejan a una mano robótica y no a un gancho, incluso pudiendo crear prótesis con temáticas de series animadas como ”Mortal Kombat” o ”Dragon Ball”, haciendo que los pacientes se sientan cómodos e, incluso, orgullosos de ellos mismos.

Esta personalización ataca uno de los principales aspectos que enfrentan las personas con amputaciones, que es la aislación social y que se ve reflejado cuando nuestros beneficiarios nos comentan: ”ya no me dicen pirata en el colegio”, ”ahora en el trabajo soy Terminator”, ”a mi papá ya no le da vergüenza ir a comprar el pan” o ”con esta prótesis yo no me siento una persona discapacitada, me siento como un súper héroe”.

Pienso que la tecnología de impresión 3d, no solo permite crear objetos ”on demand” que entregan solución a diferentes necesidades físicas que hoy son muy complejas de realizar de forma tradicional, sino que además de esto, permite personalizar y empoderar al paciente, fortaleciendo aquello que es menos necesario en una primera vista, pero que genera un cambio positivo en ellos y en todo su entorno: el valor simbólico de una prótesis.

Daniela Retamales Gómez junto al equipo de Fundación prótesis 3d