El diseñador austriaco-mexicano David Pompa presenta una lámpara atemporal hecha de roca volcánica -también conocida como recinto- y aluminio con recubrimiento de polvo que será lanzada en la próxima edición de la Design Week Mexico (10-14 oct). Se trata de ”Meta”, un cilindro que enfatiza una estética suave y nítida que incluye una paleta monocromática de tonos. La fusión de los acabados convierte esta luminaria en una deleite de humo oscuro.

La pieza es una escultura en sí misma y una arquitectura de luz en un grupo de varios colgantes. Incorporando la riqueza de la textura de la roca volcánica en una forma geométrica acentuando las líneas elegantes de aluminio con recubrimiento de polvo negro. Los matices de tono oscuro encierran el cono de luz cálida que ilumina la superficie debajo. Una forma enigmática llevada a su mínimo.

El recinto también conocido como roca volcánica está hecho de solidificación de lava. Se crea cuando la lava se enfría rápidamente en la superficie de la tierra después de una erupción volcánica. Es un material distinto y enigmático con una textura porosa que puede variar en refinamiento. Ricos matices de gris oscuro se crean a través de variaciones irregulares en la superficie.

Esta roca es fuerte y resistente, ha estado presente en México utilizada por varias culturas mesoamericanas, principalmente para esculturas, utensilios de cocina y arquitectura. Los ejemplos más emblemáticos son el Molcajete y el Metate mexicanos, ambos morteros utilizados durante más de 3500 años. Recinto, profundamente arraigado en la cultura mexicana, representa nuestra riqueza histórica. Un material con una estética incuestionable.