El estudio londinense Doone Silver Kerr ha apilado 25 contenedores de carga fuera de uso y los ha transformado en un hotel y un bar de vinos que se distingue por una fachada geométrica de aletas soldadas que funcionan como sombrillas. El hotel Stow-Away en Waterloo, está hecho de contenedores usados de nueve metros de largo y tres de ancho que se han utilizado “innumerables veces anteriormente” según afirma el estudio.

Además de darle al Stow-Away una fachada de cinco pisos distintiva, las aletas proyectadas en cada contenedor protegen las habitaciones del resplandor del sol. La parte superior de las aletas es blanca, para que coincida con la fachada, mientras que la parte inferior es de color naranja contrastante, una referencia al acero de los contenedores de carga marítima.

Con el bar de vinos Unwined en el nivel de calle, los 20 contenedores encima de cada uno contienen una habitación tipo apartamento en miniatura revestida en mármol y madera contrachapada manchada.

Las camas son multifuncionales para aprovechar al máximo el espacio limitado, con cojines de pared a lo largo de un lado para que pueda funcionar como un lugar para sentarse y mirar televisión. Cada habitación tiene una micrococina equipada con placa eléctrica, fregadero y lavavajillas, junto con vajilla y utensilios de cocina. Los colores oscuros y la iluminación fueron elegidos para mejorar el “efecto túnel” de las habitaciones largas y estrechas.

Se han colocado almohadillas de goma especiales entre los pisos junto con puertas acústicas para bloquear el ruido de los trenes que pasan por la línea principal desde la estación de Waterloo en la parte trasera del hotel. Los pórticos en la parte trasera del hotel brindan acceso a las habitaciones, con ascensores entre pisos y áreas de balcón para que los huéspedes puedan contemplar el horizonte de Londres.

“Stow-Away demuestra nuestro entusiasmo por las nuevas técnicas de construcción que pueden liberar el potencial de sitios complejos y restringidos, respondiendo a las demandas de estructuras urbanas cada vez más flexibles, innovadoras y tecnológicas”, dijo Ross Kerr, director del estudio de diseño.

En el bar Unwined, que solía ser un bar de vinos emergente del sur de Londres, tiene los lados de los contenedores cortados para crear un espacio continuo, que está forrado con madera y estantes de vino.

planta tipo