Compartir la comida con otros es un momento de celebración, fomenta la sociabilidad, la empatía y la confianza. Para celebrar la belleza de este momento de compartir, la estudiante alemana Anna Ballmann ha diseñado la familia de vajilla ”Double Sided” o ”Doble cara” como parte de su proyecto de graduación en la Design Academy Eindhoven de Holanda.

Se trata de una vajilla flexible de uso bilateral que combina estéticamente diferentes comidas en una unidad emocionante. El conjunto consta de cinco tazones y bandejas de comida de cerámica de formas diferentes, cada una de las cuales se puede voltear para usarlas en un tipo de comida diferente.

Los cinco artículos cubren entradas, platos principales y postres y, según las comidas que se sirven, el paisaje sobre la mesa nunca será el mismo. De esta manera, incluso la comida más sencilla se puede mostrar de una manera muy atractiva para cautivar al cerebro y luego al paladar.

El hecho de poder usar ambos lados de los platos ahorra espacio en el armario. Especialmente en hogares pequeños, la familia ”Doble cara” cubre una gama esencial de vajillas que pueden almacenarse fácilmente. Esto evita que se deban tener demasiados artículos innecesarios por ahí que no encajen estéticamente.

En términos generales, “Doble cara” une los platos individuales en una familia entera, lo que brinda un paisaje siempre nuevo y cambiante que hace que compartir la comida sea una experiencia especial y memorable.