Las habitaciones para estudiantes a menudo son pequeñas y satisfacen solo un mínimo de necesidades. No son el lugar ideal para secar la ropa, y mantenerla ordenada es un desafío. Pero, ”el lugar ideal para secar la ropa está en lo alto de la habitación, porque el aire caliente sube”, pensó la estudiante holandesa Jelle Heuver.

Jelle, graduada recientemente de la Design Academy Eindhoven, sabía que, históricamente, las granjas en Groningen (Holanda) incluían un droogspin (literalmente una: araña secadora) para levantar la ropa. Así, su proyecto de grado rediseña y reintroduce la idea de este curioso artefacto en los espacios domésticos, extendiendo la funcionalidad del artículo: seca ropa y lámpara. En esta capacidad, el ”Droogspin” de Jelle Heuver también es un valioso complemento para pequeñas oficinas o estudios.

”La vivienda adecuada para estudiantes es un problema en muchas ciudades estudiantiles de Holanda. Cada vez más, los estudiantes de acá y de otros lugares necesitan un lugar temporal para vivir y estudiar. Los lugares donde los estudiantes terminan a menudo son pequeños y solo le brindan el mínimo de equipo que necesitan. Estos alojamientos a menudo no son el lugar ideal para secar su ropa y toallas.”, dijo Jelle Heuver.