Los diseñadores industriales mexicanos, Alberto Monteón y Miguel Villarruel presentan ”Eco-Switch”, un banco desarmable para el hogar creado especialmente para niños, fabricado en plástico reciclado HDPE (polietileno de alta densidad). El diseño incluye cuatro patas individuales que se ensamblan a un asiento mediante imanes de neodimio, siendo esta una alternativa de ensamblaje muy práctica y funcional para ellos.

El banco diseñado por el dúo mexicano en sus últimos meses como estudiantes de la Universidad Del Valle De México, está inspirado en las nuevas dinámicas de enseñanza para las recientes generaciones, tales como los Maker Space que proponen una forma novedosa de construir y reparar, logrando obtener el máximo beneficio al prolongar la vida de los productos. 

Una de las principales innovaciones es que mediante la interacción con el mobiliario, el banco ayuda al niño a desarrollar su creatividad y habilidades de razonamiento, además de ser una experiencia de juego y entretenimiento, también aprenden la importancia del reciclaje y la reutilización de materiales, enseñando mediante objetos que van más allá de ser un simple mobiliario.

Gracias al material con el que está hecho se contribuye a la mejora de las condiciones del medio ambiente.

El proceso de reciclaje comienza con la recolección del material desechado (botellas de shampoo, detergentes, juguetes, etc.); después se limpian para eliminar objetos y basura no deseada; posteriormente pasa por trituradoras que dejan el material en hojuelas; y finalmente éstas se vacían en planchas de calor para obtener láminas de triplay plástico.

”Eco-Switch” fue ganador de la categoría ”Estudiantes” en la edición 2019 de Dimueble, un concurso de diseño de muebles organizado por la AFAMJAL (Asociación de Fabricantes de Muebles de Jalisco) y fue expuesto en la Expo Mueble Internacional 2019 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, México.