En el marco de la Stockholm Furniture & Light Fair 2019 (5 al 9 de febrero), un grupo de estudiantes del Centro Universitario de Diseño y Arte de Barcelona -también conocido como EINA– presentan ”Nyam”,  un proyecto que materializa la esencia de la cultura mediterránea a través de su comida. Así, ”Nyam, Mediterranean Lifestyle Revisited” es un proyecto de mobiliario, iluminación y productos del entorno contract desarrollado por estudiantes del Grado de Diseño de EINA.

El nombre del proyecto, Nyam, es un homenaje a la tradición mediterránea a través de una onomatopeya utilizada para expresar que la comida es deliciosa. El proyecto revisa la esencia mediterránea como estilo de vida a través de 10 objetos vinculados a la comida como acto cultural y social. Los productos se presentan en forma de colección compartiendo texturas, colores y formas derivados de materiales como la madera, el algodón, el mimbre o la terracota.

Cuita: Pia Callis, Maria Clot, Aina Facchi, Llibert Ferrer, Inés Lorenceau y Berta Rovira

Se trata de una colección de objetos en que la narrativa gira en torno a la preparación del pan con tomate y la cocina mediterránea ready made, o hecha directamente sobre la mesa. Esta secuencia consta de cuatro pasos: Escoger el tomate, Cortar el pan, Verter el aceite y Colocar el mantel. A partir de aquí, nacen cuatro productos hechos a partir de procesos artesanales utilizando
materiales que connotan la mediterraneidad como el junco, la madera de haya, la terracota y el algodón.

El primer objeto es un recipiente en suspensión, donde poder guardar los tomates, con una base de terracota y una tapa con trenzado de junco manual. El segundo producto es una cesta donde poder cortar y guardar el pan. Consta de una base de terracota que recoge las migas, una madera mecanizada agujereada para que las migas caigan abajo y una tapa hecha de junco para evitar que el pan se reseque. El tercer producto es una aceitera que funciona tapando el agujero opuesto a la boca por donde sale el aceite. De esta manera se forma el vacío y controlas el chorro de aceite que sale. Está hecha de terracota esmaltada por dentro y texturizada con la contraforma del junco por fuera. El cuarto producto que concluye la secuencia es una serie de manteles individuales hexagonales que permiten la interacción entre los que están sentados en la mesa, ya que se unen entre ellas creando la forma deseada.

Mou: Gerard Arbués, Erik Jiménez, Mireia Ruiz, Arnau Salvadó y Juan Manuel Valencia

”Mou” es un carrito con bandejas extraíbles que te facilita tus tareas cotidianas en casa o en la oficina. Permite transportar todo lo necesario en la jornada laboral para trabajar donde sea y con
todo lo necesario. También hace de puente en las oficinas-casa y casas-oficinas, una tendencia cada vez al alza. La dualidad de uso, en el hogar o en la oficina, se complementa con su posible utilización en el sector de la restauración ya que se recupera la figura del carro de postres, llevándolo a un plano más minimalista y funcional, y siendo posible adaptarlo a toda gama de restaurantes.

Ritu: Louis Ferraz

La idea principal de la propuesta es valorar el momento de comer en grupo alrededor de una mesa. Esta intención se expresa por medio de un conjunto de dos objetos que sirven para la acción de comer nueces. Uno de ellos es el rompenueces, que utiliza un sistema simple y funcional con una forma elegante para disfrutar del momento. La otra parte es la bandeja, la cual sujeta las nueces, las cáscaras y el rompenueces, con una forma natural que valoriza el alimento y el acto de comerlo.

Flux: Luis Gimeno, Mariam Koraichi y Laia Navarro

Con este proyecto, más allá de ver la luz como objeto de luminosidad, los estudiantes han buscado darle la importancia que merece dentro de una situación social específica, ver la luz como creadora de ambiente. Para conseguirlo han jugado con la interacción del usuario con el objeto y la reflexión de la luz, para crear un ambiente interactivo y agradable. El objetivo de este proyecto ha sido buscar el significado de la luz en las interacciones sociales.

Brot: Ferran Gesa y Caterina Vianna

La lámpara/germinadora ”Brot” está formada por dos elementos de barro rojo: el de la zona de los germinados y el de la pantalla que direcciona la luz. Ambos elementos crean una nueva interacción en la que mobiliario y comida se fusionan. Un sistema de poleas permite regular su altura. La luz que rebota del barro rojo y las plantas genera un ambiente cálido. Por su proceso artesanal, no hay dos unidades iguales. ”Brot” responde a la preocupación creciente por una alimentación saludable y de calidad, permitiendo un sistema de cultivo de germinados fácil y rápido.

Brot en catalán significa ”Rama joven de una planta herbácea”.

Criba: Bruno Blay y Andreu Buqueras

Versátil y autónoma, “Criba” es una lámpara de sobremesa desarrollada para crear un vínculo más íntimo entre el usuario, la luz y su entorno. La capacidad de adaptación a todas las situaciones
posibles en torno a una mesa es la esencia de ”Criba”. Su filtro mecánico permite regular la intensidad con el giro de la pantalla, desde una vivaz iluminación para ver con claridad, hasta una tenue iluminación como sustituta de la luz de vela. Por su carácter autónomo y pequeño formato, es idónea tanto en interiores de vivienda como en el exterior.

Bolet: Damià Campreciós y Manu González

”Bolet” es la creación de tres pufs para espacios de interacción donde el usuario pueda sentirse totalmente libre y al mismo tiempo conectado con la naturaleza. Uno de sus orígenes nace de la identidad catalana; más concretamente de sus bosques y todo el vínculo familiar que se crea en la recogida de los bolets (setas). De esta forma trasladamos la naturaleza a espacios dedicados al hogar y al contract, creando atmósferas con una dinámica más familiar y funcional.