El estudio español Ji Arquitectos ha intervenido un apartamento ubicado en Alicante para atender las necesidades de dos ”miniclientes”, un par de niños de 3 y 5 años. Los mandantes, suponemos que sus padres, encargaron al estudio integrado por Jorge Frías e Irene Zurdo, un ”juguetero para guardar los juguetes”. Con este desafío, los arquitectos se propusieron trasformar ese ”juguetero” en un ”megamueble” habitable que en sí mismo es también un juguete.

”Contábamos con un volúmen muy interesante en uno de los dormitorios de un edificio construido en los años 40´donde obtuvimos la gran ventaja y oportunidad de tener una altura de 4 metros libres.” explican Jorge Frías e Irene Zurdo.

El ”megamueble” se basa, en su concepto, en un pliegue de madera de chopo que envuelve el espacio y va creando volúmenes según los lugares que se exigen tales como camas nido, escaleras,  túnel de juegos, bancos, pizarras, almacenaje altos y bajos, entre otros.

Se trata de una habitación donde los niños pueden dormir o saltar; subir, o jugar, o esconderse. Pueden pintar o customizar sus muebles o muros; pueden escribir o guardar. Pueden mirar o jugar con sus manos.

axonométrica