Vintalogy es la tienda de ropa de segunda mano vintage más grande de Europa y para abrir un nuevo local en Madrid buscó la ayuda del estudio local Enorme Studio. Conscientes de la ficción (o ”mentiras desesperadas” como dirían ellos) que conlleva la comunicación de arquitectura, el estudio liderado por David Pérez, Carmelo Rodríguez y Rocío Pina creó una historia que guiaría no solo las fotografías del local, sino toda la dirección de arte del espacio. Aquí está la ”mentira” sobre este proyecto:

“Corría el año 1991 y “los dos cogidos de la mano” de Alejandro Sanz sonaba en el hilo musical de la oficina. Beatriz llevaba varios años enamorada de su sudadera FILA con motivos florales violeta y añil que Ana le había regalado tiempo atrás a cambio de una fotografía polaroid de ellas bailando.

Habían pasado diez años de aquello, pero ella seguía dedicándose con la misma pasión a la fotografía y aquella sudadera aún era su prenda favorita “ever”. Sin embargo, aquella tarde algo le inquietaba. La prensa seguía hablando todo el rato del auge del grupo ultraderechista TOX y parecía que un golpe de estado y quizá una nueva guerra podían ser inminentes.

La Time Capsule (cápsula del tiempo) de Vintalogy que había comprado meses atrás seguía vacía en el cuarto de al lado. Pensó que el momento había llegado. Abrió la caja, metió su sudadera fetiche, siguió cuidadosamente el protocolo de cerrado al vacío, encontró la pala en el garaje y cavó un hoyo en el jardín para esconder esa caja hermética que protegería ese trozo de tela mágico de cualquier futuro trágico.

la ficción en formato de comics

vista axonométrica

El ruido de las bombas nucleares le despertó sobresaltada. TOX había declarado el estado de sitio y el país se hundía en una nube de toxicidad y melancolía por culpa de un ataque masivo a las centrales nucleares de todo el país. Muchas otras personas intentaron sin éxito proteger sus más preciadas prendas… Otros muchas desaparecían sepultadas bajo una espesa capa de radioactividad y escombros.

El conflicto duró más de dos años, la humanidad quedó casi reducida a pequeñas colonias de supervivientes y sólo miles de prendas protegidas por las Time Capsule de VINTALOGY descansaban enterradas como único vestigio de una civilización que parecía de nuevo haber tocado fondo.

Sin embargo, ya en 2019, y como una y otra vez ya había pasado, esos estúpidos humanos habían vuelto a reproducirse en un planeta tierra aún contaminado e infértil… Los terrícolas reconstruían piedra a piedra, ladrillo a ladrillo sus antiguos edificios y Vintalogy inició la agotadora búsqueda de esos centenares de Time Capsules que albergaban lo más preciado de una cultura casi extinta.

Decenas de esas prendas son cada día descontaminadas y catalogadas por personal cualificado de Vintalogy como rastro simbólico de lo que la Tierra una vez fue. Cada una de esas prendas está cargada de sueños, recuerdos y experiencias que los científicos de Vintalogy almacenan junto a las prendas en un mausoleo construido a partir de pedazos de ruinas de la antigua ciudad…esas prendas son lo único que nos queda de un pasado mejor…”, concluye Enorme Studio.