A fines de mayo, un grupo de estudiantes de diseño industrial de Pratt Institute de Nueva York presentó Design for the Mind (diseño para la mente) en la feria de mobiliario de lujo, IFCC. Se trata de un conjunto de soluciones y productos para el hogar creados especialmente para personas afectadas por el Alzheimer y su consecuente pérdida de memoria. Los estudiantes trabajaron con expertos médicos y hablaron con pacientes y cuidadores para diseñar la serie. Cada elemento tiene la intención de ayudar en las tareas cotidianas, o ayudar a evitar situaciones complicadas o confusas para los pacientes.

“En este trabajo, los objetos y los muebles se entienden no sólo como cosas estéticamente agradables, sino que son interfaces responsables de producir relaciones, pensamientos, ideas y modos de actuar”, dijo el comunicado de Pratt Institute.

Por ejemplo, la ”Mirror Table” de Sean Wang, ayuda a los usuarios a reaprender tareas simples imitando las acciones de otros. Así, el cuidador se sienta enfrente del paciente para que puedan verse entre sí a través de un marco de madera y coordinar actividades como cepillarse los dientes o llevarse una cucharada de comida a la boca.

“La gente aprende copiando a otras personas y en las etapas avanzadas del Alzheimer, tareas tan habituales como comer o cepillarse pueden ser olvidadas y necesitan ser reaprendidas otra vez”. explicó Sean Wang.

El Reloj Sol/Luna de Jeff Yang está diseñado para ayudar a su usuario a distinguir si es de día o de noche. Su pantalla se retroilumina en formas del sol y de luna dependiendo de la hora.

“Pensamos que ideas como la ”noche” y ”el día” son simples de comprender, pero para las personas con Alzheimer el amanecer y el atardecer son difíciles de distinguir. La luna creciente se enciende por la noche y el cálido resplandor del sol aparece al amanecer para ayudar a la gente a entender perceptiblemente si es AM o PM”, dijo Jeff Yang.

Por su parte, el estudiante Aaron Ethan Green diseñó un organizador de ropa para simplificar la tarea de vestirse. Sus compartimientos colgantes separan diferentes prendas para que sean fáciles de ver y recoger, y se organizan en colores, como un organizador de remedios, para cada día de la semana.

“Para muchas personas con Alzheimer, el recordar que se tienen que cambiar de ropa es todo un reto. Este producto aborda ese problema combinando la claridad organizacional de una caja de remedios semanal con un sistema de exhibición de ropa colgante”. explico Aaron Ethan Green.

Caitlin McIver diseño un cajón de la cocina para ocultar objetos punzantes, mientras Braden Young creó un papel mural con belcro de velcro que permite al usuario almacenar objetos en la pared para que estén siempre visibles. Otros productos de la colección incluyen un papel pintado táctil, un marco zimmer con una maceta frontal y una silla que da abrazos.

El proyecto ”Design for the Mind” es una colaboración entre Pratt Institute, el museo Cooper Hewitt y la organización sin fines de lucro para ayudar a personas con Alzheimer, CaringKind