A partir de la década del ’70, una serie de cambios comenzaron a verse reflejados en el diseño de los automóviles que repletan las calles de las principales ciudades del mundo a diario. Observando aquello, la revista digital VOX decidió preguntarse qué es lo que ha llevado a dicha evolución en la forma que los fabricantes de vehículos la han llevado a cabo.

De hecho, esta poco apreciada transformación es probablemente el cambio más distintivo dentro de la industria del diseño automotriz de los últimos 50 años. Siendo más específicos, en el año 1986 las curvas fueron ganando más terreno gracias a su aparición en el Buick LeSabre, modelo que generó pauta para los venideros en los años siguientes.

automoviles-curvos-rectos-evolucion-catalogodiseno-8

Buick LeSabre 1990-1991

Pues bien, si se trata de comprender los factores que llevaron a los automóviles a lucir de la forma en que actualmente lo hacen, debemos mencionar como relevantes algunos de ellos, entre los que destacan las tendencias europeas, el precio de los combustibles fósiles y las nuevas tecnologías, que modificaron la forma en que los fabricantes diseñaban los prototipos año tras años.

Chevy Caprice 1975

Chevy Caprice 1975

En cuanto al primer factor, se hace necesario destacar que las curvas en los vehículos no responden a una tendencia única ni jamás explorada, ya que a principios del siglo XX ya se experimentaba con este tipo de líneas, tal como es posible apreciar en el Chrysler Airflow, que poseía estas variaciones con el fin de minimizar su resistencia al viento.

Chrysler Airflow 1934

Chrysler Airflow 1934

Siguiendo en ese ámbito, los autos con líneas curvas proliferaron de forma tan rápida debido a una simple razón: la física básica. Los exteriores curvados y los parabrisas más inclinados generan menor resistencia al viento, ya que el aire puede fluir más fácilmente sobre ellos. Esto significa que se necesita menos gasolina para mover el coche a la misma distancia y a la misma velocidad. Este es un factor que, sin duda, aportó a la economía local y mundial frente a la apuesta de salir airosos en un mundo que aún no se recuperaba del todo de los embates de la Segunda Guerra Mundial y sus consecuencias de polarización entre el mundo capitalista y la órbita comunista.

Ford Sierra 1983

Ford Sierra 1983

Finalmente, es muy relevante señalar que los avances tecnológicos permitieron crear y diseñar de formas mucho más eficientes aquellos automóviles caracterizados por las líneas curvas. ¿Por qué? Durante décadas, los diseñadores hicieron modelos de automóviles usando materiales como arcilla o madera. Pero todo cambió en la década de los ’80, cuando comenzó la masificación de los modelos computacionales. Ellos permitieron a los fabricantes automotrices la posibilidad de experimentar con diseños curvos de forma mucho más fácil y económica.

Ford Taurus 1986

Ford Taurus 1986

Como resultado de estos hechos, a partir de los años ’90 los fabricantes decidieron empezar a apostar por autos de marcadas líneas curvas, los que se tomaron las calles y carreteras del mundo. Es que las curvas parecieran no ser capaces de ser dejadas de lado, tal como se muestra en un modelo Nuevo de automóvil como es el Scion xB que, si bien posee ciertas líneas curvas –mucho más marcadas que sus antecesores- pero manteniendo una serie de curvas que le permiten diferenciarse de los clásicos autos rectos que marcaron las décadas de los ’70 y ’80.

Scion xB 2008

Scion xB 2008