”Es hora de una renovación de la arquitectura ornamental” dice el estudiante holandés Freek Peters quien se ha graduado de la Design Academy Eindhoven con el diseño y producción de una familia de tejas inspiradas en las tejas de la Escuela de Ámsterdam.

”Facade Skin” (piel de fachada) está diseñada para cubrir edificios enteros, techos y paredes por igual. Además de un cambio de imagen visual, también ofrecen una solución para paredes húmedas, que es un problema cada vez más frecuente en los entornos húmedos de los Países Bajos: la forma curva permite un flujo natural de aire debajo de ellos y la superficie acristalada dirige efectivamente la lluvia hacia abajo.

Al crear una textura similar a la piel, los edificios pueden tener un aspecto más dinámico e interesante, la textura se deriva de una vista microscópica de las alas de mariposa. El material y el proceso de producción son antiguos, aplicando diferencias sutiles. Las tejas se fabrican en la fábrica de cerámica Wienerberger en la aldea natal de Freek, Tegelen.