A tres meses de anunciar la apertura de convocatoria, el festival de intervenciones urbanas Concéntrico revela los proyectos ganadores de sus tres concursos para su 4ta edición a realizarse del 27 de abril al 01 de mayo de 2018 en la ciudad de Logroño, España. A continuación los proyectos ganadores para el Pabellón de Información en la Plaza Escuelas Trevijano, intervención en Viña Lanciano de Bodegas LAN e intervención en Plaza San Bartolomé:

Pabellón de Información en la Plaza Escuelas Trevijano
Nombre proyecto: “Amanita Muscaria”
Equipo: Paula Mena, Patricia Ramos y Miriam Alonso

Amanita Muscaria pretende ser un hito, el punto de partida del recorrido de Concéntrico. Inspirado en la geometría de la seta, se crea un pabellón circular, con una cubierta compleja, llena de texturas y colores.

Mediante la revolución de unas piezas planas se genera una cúpula con un volumen interior distinto del exterior, consiguiendo así una doble volumetría; de tal modo que se crea un elemento extraño en el centro de Logroño al que te aproximas con interés. Ésta geometría radial produce un juego de luces y sombras en el suelo de nuestro pabellón que crea un espacio lleno de magia fomentando la interacción de los vecinos y visitantes. Al igual que la bonita tradición de buscar setas por el bosque, el pabellón pretende ser el punto de partida para buscar y descubrir la arquitectura de la ciudad.

Planta Pabellón de Información en la Plaza Escuelas Trevijano

La composición consiste en un juego de círculos, que conquistan la plaza abarcando el máximo espacio posible. Se crean cuatro escenarios como un problema geométrico. Una línea secante atraviesa la zona de información y disfrute, es tangente al alcorque existente y termina como una cuerda del escenario textil.

La cúpula de información invita a ser recorrida de manera perimetral debido al efecto que se crea al pintar dos de sus caras opuestas de un color y las otras dos de otro. Muestra una repetición de patrones que es casi hipnotizante si la recorres rápidamente. Al acceder al interior donde se encuentra la información, descubres un óculo libre de madera que te hace dirigir tu mirada al cielo, convirtiéndose en un punto de encuentro para ver las estrellas, recordando que en la ciudad también naturaleza.

Sección Pabellón de Información en la Plaza Escuelas Trevijano

Intervención en Viña Lanciano de Bodegas LAN
Nombre proyecto: “Entrever”
Equipo:  Fernando Cruzado, Julia Díaz, Francisco Javier Fernández y Ane Villaverde

Caminar por los paisajes de La Rioja nos otorga una conciencia del territorio que una y otra vez nos recuerda el lugar en el que nos encontramos. La posibilidad de mirar al horizonte a través de sus llanuras onduladas y encontrarse con la sierra al fondo regala al caminante el placer de mirar un paisaje extenso y amplio. La viña Lanciano, situado en un meandro del río Ebro, nos brinda la oportunidad de explorar esa idea de la conciencia del territorio.

Intervención en Viña Lanciano de Bodegas LAN

A través de la intervención de Concéntrico hemos querido elevarnos en el terreno, crear un hito que será avistado más allá del límite de La Rioja. Una llamada del lugar, un ”allí hay algo”, eso a lo que miramos, señalamos y es parte de lo que llamamos paisaje. Un entramado de líneas rojas marcará una espesura vertical, corona¬do por una nube ambigua que, al igual que la masa de árboles de la rivera, se mecerá con el viento.

El paisaje de La Rioja no es solo territorio. También son texturas y ritmos. Las líneas marcadas por los viñedos nos envuelven, creando un muro vegetal a ambos lados del camino, o generando una serie de hileras que a medida que caminamos, irán a ritmo pausado percibiéndose lo que hay detrás. Por eso la intervención ”Entrever” es además un sendero para experimentar. Una actuación que envuelve e invita a ser recorrido, que juega dejar estar, ver y esconderse.

Concepto Intervención en Viña Lanciano de Bodegas LAN

Intervención en en Plaza San Bartolomé
Nombre proyecto: “La Plaza”
Equipo: Lucas Seré Peltzer y Sebastián Andrés Podestá

En la plaza de San Bartolomé una intervención simple articula el espacio existente y hace un llamado a la contemplación, a la reflexión. Privando a la plaza de sus bancos ofrecemos dos puntos de descanso en los extremos, dos cubos de hormigón conectados por un espejo de agua sintetizan el acto del sentar y lo acercan a su esencia. Un juego de elementos que nos propone estar, observar, conectar con lo visible y con el otro.

La situación sugiere pero no dirige, a cada uno lo acercara a distintos lugares; a la disolución de límites; a las acequias, el pasado y el origen; a la preservación del patrimonio histórico urbano; a la conexión humana. Mojando los pies nos integramos con el otro, somos iguales: todas las huellas se secan en la piedra del suelo.

Intervención en en Plaza San Bartolomé

Intervención en en Plaza San Bartolomé