La estudiante holandesa Fleur Hulleman se ha graduado como diseñadora del departamento de Hombre e Identidad de la Design Academy Eindhoven con una serie de esculturas eróticas diseñada para provocar y tentar. Así, Porn of the Soul o Porno para el Alma, trata de mejorar la conciencia sensual a partir de delicadas formas orgánicas femeninas en cerámicas.

Vulvane

Las sugerentes piezas son una invitación abierta a desatar fantasías sexuales. Algunas están recubiertas de silicona, para un efecto de aspecto húmedo, mientras que otras evocan la piel aceitada. Más que seducir al ojo, también despiertan al tacto, con pelos rígidos o suaves que sobresalen y hacen cosquillas en los puntos aún no descubiertos. Cada objeto tiene su propio carácter distintivo y su sugerente nombre, desde ”Vulvane” hasta ”Cliticious” y ”Tittylate”. Junto con un libro de imágenes que las acompaña, las piezas pueden servir de inspiración para la industria del juguete sexual.

Cliticious

”Me gusta jugar con las ocurrencias cotidianas que la gente no parece ver, colocándolas en un pedestal para que otros las admiren. Los materiales son la base de mi proceso de investigación y diseño. Tengo una fascinación por la relación entre el color, el material, el tacto y las experiencia que pueden inducir. Investigar y desarrollar materiales y experimentar con la forma y el color me llevan a nuevos productos y funciones. Mi proceso de diseño en relación con los materiales es lúdico, ecléctico y sensual. El material a menudo desenreda la experiencia individual sensorial y emocional del tacto.” comenta Fleur Hulleman sobre su enfoque de trabajo.

Spankynist

”Mi objetivo es crear proyectos intrigantes para ofrecer un descubrimiento sensorial, con el objetivo de transmitir el poder del color, el material y la textura para despertar una relación más sensual con los objetos y satisfacer nuestro deseo inherente de táctilidad.” agrega Fleur Hulleman.

Nippletwistic