El estudiante alemán Justus Benad se ha graduado de la Universidad Tecnológica de Delft -TU Delft- con el diseño de un innovador concepto de aeronave de doble fuselaje para la aerolínea holandesa KLM. Se trata del ”Flying-V”, un avión comercial de larga distancia altamente eficiente en términos energéticos que integra la cabina de pasajeros, la bodega de carga y los tanques de combustible en las alas, creando una espectacular forma de ”V”. Su forma aerodinámica mejorada y su peso reducido significarán un 20% menos de combustible que el Airbus A350, el avión más avanzado en la actualidad.

El diseño no es tan largo como el de un Airbus A350, pero tiene la misma envergadura. Esto permite al ”Flying-V” utilizar la infraestructura actual de los aeropuertos, como puertas y pistas. Incluso cabe en el mismo hangar que un A350. ”El Flying-V” puede transportar aproximadamente la misma cantidad de pasajeros (314 en la configuración estándar) y la misma cantidad de carga, 160 m3.

El líder del proyecto en TU Delft, Dr. Roelof Vos dijo: ”El Flying-V es más pequeño que el A350 y tiene menos área de superficie de entrada en comparación con la cantidad de volumen disponible. El resultado es menos resistencia. Eso significa que el ”Flying-V” necesita menos combustible para la misma distancia.”

El ”flying-V” es impulsado por los motores turbofan más eficientes en consumo de combustible que existen actualmente. Mientras que en su diseño actual, todavía vuela con queroseno, puede adaptarse fácilmente para hacer uso de las innovaciones en el sistema de propulsión, como el uso de turbofans de refuerzo eléctrico.

KLM contribuirá a la investigación del equipo de ingeniería aeroespacial de TU Delft para hacer realidad este avión de larga distancia altamente eficiente en el uso de la energía.

“En los últimos años, KLM se ha desarrollado como un pionero en sostenibilidad dentro de la industria aérea”, explica el presidente y CEO de KLM, Pieter Elbers. “El desarrollo de la aviación ha dado mucho al mundo, ofreciéndonos la oportunidad de conectar a las personas. Este privilegio está emparejado con una gran responsabilidad para nuestro planeta. KLM se toma esto muy en serio y, por lo tanto, ha estado invirtiendo en sostenibilidad en diferentes niveles durante muchos años, lo que le ha permitido desarrollar un amplio espectro de iniciativas de sostenibilidad.”

“Estamos increíblemente complacidos de poder cooperar con nuestro socio de confianza KLM en nuestra misión combinada para hacer que la aviación sea más sostenible”, comenta el profesor de TU Delft sede Berlín, Henri Werij.  ”Los diseños de aeronaves radicalmente nuevos y altamente eficientes energéticamente, como el ”Flying-V”, son importantes en este sentido, al igual que las nuevas formas de propulsión. Nuestro objetivo final son los vuelos libres de emisiones y esta cooperación con KLM ofrece una gran oportunidad para lograr un cambio real “.