El arquitecto y artista digital de origen danés, Laurent Rosset, explora la relación entre la escala del cuerpo humano y de la naturaleza en una serie de fotomontajes llamada ”niebla”. En las escenas , que rescatan a pescadores en un lago y perspectivas fugadas de autopistas, la manipulación se centra en la seductora silueta de una mujer para capturar una sensación de magia y curiosidad, mientras que los temas de soporte crean surrealistas confrontaciones. Desarrollados en postproducción digital, los paisajes son distorsionados para limitar el ojo y ofrecer un particular viaje a la imaginación.