Cerca de la Laguna José Ignacio, un cuerpo de agua costero que se adentra en el Océano Atlántico, en Uruguay, se encuentra esta vivienda proyectada por la arquitecta Delfina Riverti y FRAM Arquitectos, ambos con base en Buenos Aires, Argentina.

”Casa La Juanita” se caracteriza por dos volúmenes de madera con techos en ángulo que están unidos por una pasarela cerrada y una gran terraza. Tablones horizontales oscuros envuelven la casa y se mantienen en su lugar con elementos verticales ligeramente más claros que se alinean con la estructura del edificio. De esta manera, el lenguaje exterior es una expresión directa de la modulación constructiva y material de todo el proyecto.

El equipo combinó el pino cepillado, una madera suave y económica, con Massaranduba, una especie originaria de América del Sur. Las tablas de pino están teñidas de aceite en un tono oscuro, que contrasta con el color natural de la madera tropical. Las tiras de Massaranduba también se trataron con aceite, pero se dejaron en su tono natural. El pino también se usó para los acabados interiores, donde se blanqueó el material para protegerlo e iluminar los espacios comunes.

El acceso a la casa se desarrolla desde el norte, donde la propiedad lleva a la calle. Esto deja la parte sur del sitio abierta a las vistas del océano. Según los arquitectos, este es un esquema organizativo común para la costa sur de Uruguay.

En la planta baja, la cocina, el estar y el comedor están ubicados en un volumen de una planta que está orientado hacia el océano. La terraza y la pasarela acristalada separan esto de la otra mitad de la casa, que tiene un segundo piso y contiene los dos dormitorios. Una estantería azul pastel recorre la pasarela entre cada mitad de la casa. Sus estantes abiertos permiten que la luz se filtre, manteniendo este pasillo aireado y luminoso.

planta baja

planta alta

vista axonométrica