El estudio español Fran Silvestre Arquitectos ha revelado su nuevo diseño para una casa proyectada en la parte alta de un campo de Golf ubicado a las afueras de Lisboa, Portugal. Así, el proyecto de la casa Coimbra-Steinman surge, en este caso, del emplazamiento. Una topografía que desciende suavemente, un lugar en el que se puede construir una superficie longitudinal con una geometría triangular. También intervienen los deseos de sus futuros inquilinos que anhelan una casa abierta al paisaje y simultáneamente un espacio más interior desde donde puedan disfrutar del exterior.

Se plantean dos piezas que se encuentran en un punto, donde se ubica el acceso y los estudios. Una pieza longitudinal se inserta en el terreno, con una proporción que maximiza el perímetro de la arquitectura, en este espacio está la zona de día de la casa. Un segundo cuerpo se desdobla desde el punto de contacto, en él se sitúan los dormitorios.

”Ambas piezas responden a un esquema de recta y curva que siempre nos ha fascinado en la obra de Siza y de Alfaro. Entre las dos piezas se configura una suerte de patio que intenta responder a la dualidad entre estar protegido y abrirse al paisaje. Un delicioso encuentro que surge del diálogo con los usuarios de esta casa. Un diálogo que se materializa en un proyecto que va más allá de una arquitectura.” dijo el arquitecto Fran Silvestre.

planta baja, planta alta, planta cubiertas