El arquitecto checo Marek Štepán, fundador de Atelier Štepán y del proyecto de casas prefabricadas Freedomky, diseñó la ”Freedomek No.061”, una vivienda unifamiliar modular que transmite la tendencia actual de moverse en la dirección de las construcciones desarmables y económicas. Se trata de una “casa flotante” que navega hacia la libertad en sus principios conceptuales y de construcción.

La casa utiliza las dimensiones y tamaños de composición de los módulos estándar del proyecto Freedomky y los coloca uno encima del otro, el S más pequeño (4 x 7 m) sobre el M más grande (4 x 11,5 m).

Los módulos fueron llevados al sitio completamente amoblados y equipados. El volumen se extiende hacia el cielo y sus proporciones evocan una similitud con un barco de vapor estilizado, también con la terraza superior y la cubierta en primer plano. Al convertirse en una verdadera casa flotante, solo le falta agua para anclar. Es el primer Freedomek de 2 pisos en la República Checa y tiene su propia etiqueta especialmente firmada por el autor.

”La tendencia actual se está moviendo en la dirección de la vivienda móvil y económica: se nota en el famoso proyecto de la celda de apartamento “nómada” Loftcube del diseñador alemán Werner Aisslinger. Los proyectos Loftcube y Freedomky están conectados por el sueño de la libertad y por los aspectos ecológicos. Sin embargo, en el concepto base son diferentes. Freedomky está más cerca de la región centroeuropea y de los países de habla alemana con su organización del espacio interior. Loftcube tiene un rango territorialmente más amplio”, dice Marek Štepán.

La casa 061 es 95% de madera. Su estructura de soporte es de madera encolada y tiene juntas exactas hechas de acuerdo con una patente suiza. El fresado exacto de la junta en forma de un trapecio se hace muy simple y su fuerza es inmensa. El aislamiento consiste en paneles de aislamiento de fibra de madera que tienen una adaptación beneficiosa de día/noche. La fachada es de listones realizada en alerce.

La casa se calienta con paneles radiantes, ventilados por recuperación local, y las ventanas son de madera con un panel de vidrio triple. El interior es blanco y de madera y refleja los principales materiales de construcción de la casa. Los muebles están hechos de madera contrachapada de abedul con herrajes ocultos, pisos y escaleras de roble macizo.

”Freedomek, ”sesenta y uno”, trabaja con los principios de la ”ecología campesina”, por lo tanto, una ecología racional creada con el ”sentido y la sabiduría de un campesino” y no por la presión de la tecnología. Bajo este enfoque, los ganadores son las soluciones simples y bien pensadas sobre complejos tecnológicos complicados. No se utilizan componentes pseudoecológicos que son ineficaces y no económicos en esta área y solo seguirían las tendencias populares.” aseguró Marek Štepán.

planta baja

planta alta

sección longitudinal