La ”Casa AP” de Gardini Gibertini Architetti es testigo del renacimiento de una antigua aldea rural situada en la cima de una de las colinas más altas de Urbino, una ciudad amurallada en Italia que es considerada Patrimonio de la Humanidad.

El nuevo conjunto de edificios se encuentra en restos antiguos que datan de las comunas medievales. Vinculados entre sí en el nivel de hipogeo, las estructuras descansan sobre una plataforma de hormigón rojo (38 X 20 m) que domina el paisaje circundante. El núcleo de las casas, que forma una sola unidad de vivienda, restablece un papel central para este sitio en el paisaje, restaurando un diálogo directo y empático entre los nuevos edificios y la estratificación histórica.

Las estructuras, en su caparazón de piedra, libre de cualquier superfetación como canalones o canales de desagüe y en sus proporciones medidas, se muestran al paisaje como artefactos puros, discretos y silenciosos que recuperan su identidad y afinidad con la matriz cultural rural del lugar.

Si el proyecto, con sus composiciones arquitectónicas y rigor, interpreta fielmente los temas formales típicos de esta región italiana -Marche-, en sus interiores, en el tratamiento de los materiales, el diseño de la planta y sus muebles, quiere reivindicar su notable condición contemporánea.

El programa funcional completo está organizado en tres niveles. Para evitar un estacionamiento y cualquier medio de transporte en el nivel de jardín, la entrada principal se encuentra en el gran garaje en el sótano. En el nivel inferior, además de las áreas técnicas, se encuentran todas las instalaciones principales: una sala de cine, una galería de exposiciones en el espacio de conexión entre el edificio principal y su anexo y un gimnasio con un SPA contiguo.

Desde el sótano, la escalera conduce directamente al corazón del edificio principal donde la vista se abre sobre el impresionante paisaje montañoso y el área de la piscina. La planta baja, completamente proyectada hacia el exterior, no pretende mostrar continuidad con el jardín. Aquí está la sala de estar, el comedor, la cocina y el espacio de estudio privado.

En la planta superior, dispuesta alrededor de un gran rellano con balaustrada, se encuentra el departamento principal y dos habitaciones dobles con baños en suite.

El diseño de mobiliario, creado en su totalidad por Gardini Gibertini Architetti y fabricado en madera de nogal natural, califica y ordena cada sala que oculta áreas de servicio y componentes técnicos. El anexo, con su estructura de madera, es un granero que recuerda la presencia constante de este tipos de estructuras en este escenario.

El suministro de energía, que es solo eléctrico, está garantizado por un amplio sistema fotovoltaico oculto en los terrenos de la propiedad y ubicado a una distancia de los edificios.

plantas: nivel subterráneo, nivel jardín, piso superior