El estudio alemán Haus Otto ha colaborado con la organización sin fines de lucro EinDollarBrille – OneDollarGlasses o AnteojosAunDólar en español – para explorar las posibilidades del alambre en la producción de gafas de bajo costo para comunidades de bajos ingresos.

”En todo el mundo, más de 150 millones de personas necesitan un par de anteojos, pero no tienen acceso ni medios financieros para ello. Nuestra misión es resolver este problema creando un método de producción que ofrece anteojos por 1 dólar.” dice EinDollarBrille en su comunicado.

La idea es educar a la gente en los países en desarrollo y proporcionarles las herramientas adecuadas para doblar y formar con el objetivo de que puedan producir sus propias gafas de manera autónoma. Este proceso apoya a los países en desarrollo al crear nuevos empleos y garantizar una solución sostenible.

”En todo el mundo, las gafas desempeñan un papel importante en la apariencia personal y en la autoexpresión. El objetivo era explorar las posibilidades y los límites de materiales como el acero para resortes, los tubos termocontraíbles y las lentes de policarbonato por menos de un dólar.” explicó Haus Otto

La serie de objetos creados, que aspira a crear un amplio espectro de soluciones al tratar con una amplia gama de gafas, se presentó como parte de una exposición con el objetivo de familiarizar al público en general con el problema.

La iniciativa busca no solo el diseño, sino también la educación. Al proporcionar todas las herramientas de doblado necesarias y al enseñar a las personas cómo usarlas para fabricar las gafas, el proyecto pretende ser una fuente de empleo para países en desarrollo.