El estudio australiano HDR presenta ”Mash”, un hospital aéreo para pacientes críticos que ha sido diseñado con el objeto de atender la necesidad de entregar equipos y suministros esenciales en las zonas de desastre.

El concepto considera que los avances en la tecnología y la atención preventiva reducirán, en gran medida, la cantidad de instalaciones de atención de salud requeridas en el futuro, sin embargo, la necesidad de atención de emergencia en áreas conflictivas asociadas a desastres naturales, continuará persistiendo. La solución del equipo de diseño busca brindar una respuesta rápida y eficaz sin el lento ejercicio de la instalación de tiendas de campañas temporales.

HDR concibe a ”Mash” como un sistema independiente de drones basados ​​en partes que se pueden ensamblar en cualquier lugar sin depender de la infraestructura existente. El sistema puede volar por encima de las zonas de desastre, por debajo de la altitud de crucero de un avión comercial y a una distancia segura del peligro potencial. La instalación aérea se ensamblaría a partir de una serie de módulos clínicos modulares y de soporte que se pueden unir para crear una estación elevada. Cuando no estén en uso, se almacenarán en bases ubicadas estratégicamente en todo el mundo.

Diseñadas para ser apilables como los contenedores de carga, la combinación adecuada de módulos podría distribuirse inmediatamente a un sitio de desastre, donde las unidades de hélices separadas activarán magnéticamente los módulos apilados y los levantarían. Una vez en el aire, el GPS los guiará al destino.

El proyecto ”Mash” está diseñado utilizando cuatro tipos principales de naves: atención básica, servicios, emergencias y personal. Si bien se proporcionaría un alojamiento limitado para el paciente, la intención es que las naves se utilicen para estabilizar a los pacientes antes de ser trasladados a un centro médico u otro lugar más seguro en tierra firme.