El estudio danés BIG Architects cumple con la misión “Homes for All” (”Hogares para todos”) de Lejerbo, la asociación de viviendas asequibles sin fines de lucro, con el recientemente completado complejo residencial de 6,800 metros cuadrados en el área multicultural del noroeste de Copenhague, en Dinamarca. El edificio ofrece 66 viviendas nuevas para ciudadanos de bajos ingresos con techos sin precedentes de 3.5 m, generosos ventanales de piso a techo y terrazas al aire libre, realizadas con un presupuesto estricto.

El edificio de 5 pisos serpentea a través del área caracterizada por talleres de reparación de automóviles, almacenes y edificios industriales de los años 1930-50. El estudio liderado por el reconocido Bjarke Ingels recibió el encargo de diseñar el complejo ”Dortheavej” en 2013 por la asociación danesa de vivienda asequible sin fines de lucro Lejerbo, cuya misión fue redactada por el diseñador danés de espacios urbanos Jan Gehl. Se pidió a BIG que creara viviendas económicas y espacios públicos muy necesarios en el área, que mantengan abiertos los caminos peatonales y los  jardines verdes adyacentes. A principios de esta primavera, la Asociación Danesa de Arquitectos honró a BIG y Lejerbo con el Premio Lille Arne por priorizar las cualidades espaciales de las residencias y la estrategia de construcción con un presupuesto de vivienda estricto y asequible.

“Nuestra ambición era crear apartamentos asequibles por los principales arquitectos del mundo. Junto con BIG, hemos tenido éxito en la creación de hogares sostenibles, seguros y funcionales que estén a la altura de las personas que viven en ellos.”Jan Hyttel, Presidente, Lejerbo Copenhagen.

”La vivienda asequible es un desafío arquitectónico debido a las restricciones presupuestarias necesarias. Hemos intentado movilizar la construcción modular con materiales modestos para crear espacios de vida generosos tanto a escala urbana como residencial. Los elementos prefabricados se apilan de una manera que permite a cada segundo módulo un metro adicional de altura de la habitación, lo que hace que las áreas de la cocina sean inusualmente amplias. Al ajustar suavemente los módulos, las áreas de estar se abren más hacia el patio mientras curvan el bloque lineal lejos de la calle para expandir la acera a una plaza pública. Las restricciones económicas a menudo conducen a la escasez: en Dortheavej, hemos logrado crear valor agregado para el individuo y para la comunidad “, aseguró Bjarke Ingels, Socio fundador de BIG.

El patrón a cuadros característico de la fachada del Dortheavej se basa en una estructura prefabricada singular. Concebido como un muro poroso, el edificio se curva suavemente en el centro, creando un espacio para una plaza pública hacia la calle en el lado sur y un íntimo patio verde hacia el norte. En el nivel de la calle, el edificio se abre para permitir que los residentes y el público en general pasen sin problemas al patio.

Los módulos de alojamiento se repiten a lo largo de la curva y se apilan a la altura de los edificios circundantes. El apilamiento crea espacio adicional para que cada apartamento tenga una pequeña terraza, lo que proporciona un entorno para una vida saludable y sostenible. En el lado sur soleado, los balcones se retraen y agregan profundidad a la fachada, mientras que en el lado norte, la fachada es uniforme. Largos tablones de madera cubren la fachada en todos los lados, resaltando los módulos y alternando para acentuar el patrón a cuadros.

Las grandes ventanas de piso a techo en los apartamentos permiten mucha luz natural en las unidades y vistas exteriores al patio verde o al vecindario circundante. El tamaño de los apartamentos varía de 60 a 115 metros cuadrados y los materiales se mantienen muy simples, con madera y concreto en colores claros que dominan el interior y el exterior.

Las vistas nocturnas de Dortheavej, situadas en uno de los barrios más multiétnicos y de bajos ingresos de Copenhague, muestran que el edificio es ligero y transparente. Los residentes pueden mirar desde sus balcones y la comunidad circundante puede ver la actividad en el interior.

La pequeña plaza creada por la ligera curva del edificio estará decorada con cerezos y espacios para estacionamiento de bicicletas, la forma preferida de moverse por la ciudad. La fachada orientada al norte mira hacia un patio verde cerrado que los residentes de Dortheavej y los edificios vecinos pueden usar para actividades recreativas.