Honda, el fabricante de automóviles japonés, ha decidido reemplazar los típicos espejos retrovisores por pequeñas cámaras confirmado en su modelo eléctrico, el ”Honda E”. A principios de este año, un prototipo del auto que llegará al mercado en 2020 mostró esta característica que el fabricante japonés promete. La solución no sólo tiene importantes beneficios en la apariencia, sino también en la seguridad y la aerodinámica. (ver video portada)

Dos pantallas de seis pulgadas, que están integradas en cada extremo del tablero, muestran imágenes en vivo. Los conductores podrán elegir entre “vista normal” y “vista amplia”, reduciendo los puntos ciegos en un 10% y un 50%, respectivamente. A la inversa, un ángulo mejorado de la cámara expande aún más la visibilidad, mientras que las pautas en pantalla ayudan a los conductores a medir las distancias.

Honda dice que el posicionamiento ergonómico de las pantallas garantiza “una sensación y visión natural para el conductor”, mientras que todo el sistema de espejo de cámara lateral ofrece una mayor claridad y conocimiento de los objetos circundantes que los espejos laterales convencionales.

“Al diseñar un automóvil con cámaras externas pequeñas en lugar de los retrovisores tradicionales, examinamos la trayectoria de cómo se mueve la cabeza al mirar los retrovisores cuando se conduce”, explica Honda.

“El porcentaje de movimiento de la cabeza requerido para mirar las pantallas es casi idéntico al de los espejos laterales tradicionales, ya que están colocados en un lugar ligeramente diferente. Por lo tanto, el ángulo de movimiento de la cabeza se haría por una neuro vía similar “. agregó el gigante japonés.

Los niveles de brillo en las pantallas interiores se ajustan automáticamente a las condiciones de iluminación, y se han realizado pruebas y desarrollos exhaustivos para garantizar que el sistema de espejo de la cámara lateral ofrezca una visibilidad superior en condiciones meteorológicas adversas, con poca luz y durante la noche. La forma de la unidad de la cámara está diseñada para evitar que caigan gotas de agua en el lente y un revestimiento repelente al agua disuade cualquier otra acumulación de agua residual.

Como las cámaras no se extienden más allá de las llantas, la resistencia aerodinámica general se ha reducido en alrededor del 90%, lo que, según Honda, podría dar como resultado una mejora del 3.8 por ciento para todo el vehículo. También reducirán el ruido del viento a velocidades más altas.