Enero Arquitectura -un estudio español formado por más de cuarenta profesionales de perfiles multidisciplinares que trabajan con proyectos relacionados con el sector hospitalario, hotelero y la rehabilitación patrimonial-  ha completado un nuevo hotel para la ciudad de Córdoba, España.

Una de las destacadas características de este hospital es el diseño de su fachada, su doble piel, que permite aprovechar al máximo las condiciones climáticas de la zona. Una primera capa que se separa del interior y está resuelta a base de piezas prefabricadas o vidrio a modo de cerramiento térmico. Las piezas quedan fijadas a los cantos de forjado y a los montantes dispuestos ad hoc. El acabado exterior, actúa como una segunda piel del edificio, una celosía metálica basada en las mashrabiyas árabes, motivos abstractos y geométricos que tamizan la luz solar hacia el interior.

En este proyecto de 23.256 metros cuadrados se opta por compactar el programa, ordenándolo en dos grandes volúmenes maclados. Por un lado, un bloque técnico y hospitalización, de mayor tamaño tanto en planta como en altura; y por el otro, un programa ambulatorio, más contenido a nivel de escala.

El proyecto busca dotar de calidad espacial las distintas áreas que completan el complejo programa funcional, tomando como premisas base la búsqueda de luz natural, un diseño de los espacios amable, tanto para el paciente como para el resto de usuarios; y un comportamiento energético óptimo, en consonancia con su emplazamiento. El edificio se implanta en un solar con vestigios arqueológicos: un sector edificado de la época islámica en su parte suroccidental y una necrópolis de la misma época.

Los dos volúmenes que lo componen se disponen según dos alineaciones distintas. El primero y principal mantiene las alineaciones del trazado viario actual, emparejándose con el lindero Este de la finca y el segundo y ambulatorio, gira sobre el primero marcando la alineación del deslinde y los restos arqueológicos del núcleo islámico. En la macla se generan los dos accesos principales, el del público, dando frente a calle; y el de urgencias, en el lado más oculto de la parcela.

Este centro, de un total de siete plantas, contiene un total de 115 camas, siete quirófanos, 1 sala de radiología vascular, 2 salas de endoscopias, TAC, resonancia, 1 sala de fecundación in vitro, 3 unidades de parto y ocho salas de diagnóstico por imagen.

Enero Arquitectura presenta una especialización en el área de arquitectura hospitalaria. La experiencia acumulada en los doce años en que se ha dedicado a la construcción de centros de salud ha permitido que profesionales del estudio tengan una expertise única.

”En Enero Arquitectura la experiencia del usuario final es tan relevante como el diseño. Por ello, los centros hospitalarios en manos del estudio presentan un importante uso de la luz natural -que hace que los espacios sean más confortables a la vez que supone un ahorro energético-, una reducción de los desplazamientos y una distribución de espacios pensada para asegurar la comodidad de los pacientes y visitantes.” dice Enero Arquitectura.

El nuevo centro hospitalario del grupo Quirónsalud comenzará a prestar servicio en septiembre de manera progresiva hasta alcanzar el total de sus usos a finales de 2019.