La marca sueca Hövding ha lanzado su casco de ciclismo de tercera generación, un dispositivo con forma de cuello -o collar- que contiene una bolsa de aire que se activa en caso de un choque. Catalogado como ”el casco de bicicleta más seguro del mundo”, el Hövding 3 se infla en 0.1 segundos y se forma alrededor de la cabeza y el cuello como una capucha protectora.

El cuello utiliza sensores que leen el patrón de movimiento del ciclista 200 veces por segundo y una vez que detecta un movimiento anormal causado por un accidente, se infla. Esto afirma eficientemente el cuello del propio ciclista y protege la cabeza de lesiones. Según los estudios científicos realizados en la Universidad de Stanford, la tecnología del airbag es 8 veces más segura que los cascos de bicicleta tradicionales.

Para el desarrollo del modelo de tercera generación, Hövding ha incluido una batería recientemente actualizada que dura hasta 12 horas. Los usuarios también pueden conectar el casco a su teléfono inteligente a través de Bluetooth para acceder a una aplicación compatible con iOS y Android.

Esta aplicación incluye características adicionales como notificaciones de batería y el análisis de datos de bicicletas para que los ciclistas puedan ver dónde están ocurriendo los accidentes. Los datos se recopilan para solicitar una mejor infraestructura en esas áreas. También hay una función que permite a los usuarios contactar a las personas en caso de emergencia.

El montaje es fácil de poner y quitar usando una cremallera en la parte delantera. Viene en un tamaño y se puede ajustar para un calce adecuado y cómodo utilizando un dial BOA ubicado en la parte posterior del cuello.