Los 46 metros cuadrados de este apartamento ubicado en Madrid, España, bastaron al estudio local Husos Arquitectos para poner en escena sus planteamientos sobre diseño sociobioclimático y ofrecer una cálida morada para un joven médico y su perro bulldog.

“Esta casa es la traducción espacial de las diferentes necesidades y deseos específicos de este par de compañeros de piso, pero creemos que también abre la posibilidad de una nueva configuración tipológica y de la implementación de estrategias múltiples para muchas otras microempresas sociales muy diferentes.” concluyó Husos Arquitectos.

planta general

sección longitudinal