¿Qué sabemos sobre iluminación? Desde un punto de vista arquitectónico básico sabemos que es necesario asegurar la iluminación natural de los espacios interiores mediante técnicas pasivas de ahorro energético, esto es, buena orientación y una correcta diferenciación de usos privados o públicos de la vivienda. Y sabemos que, sin embargo, es necesario incluir iluminación artificial con tal de suplir las mismas necesidades durante la noche. Es en este punto donde nacen múltiples categorías que hacen de la iluminación un problema de diseño e incluso un problema de carácter estético. Si bien el artefacto lumínico es netamente funcional y fue creado como tal, las posibilidades de lograr atmósferas y evocar estados de ánimo es irrefutable, características que permiten proyectar nuevas arquitecturas, productos de diseño y, sobre todo, teatro e intervenciones artísticas.

Una de las últimas exposiciones lumínicas de gran nivel fue “Light Show”, exhibida en la Hayward Gallery de Londres, y reunía una serie de artistas emergentes cuyo discurso indaga en las posibilidades lumínicas y nuevas tecnologías. Más allá de esto, la importancia de este ejercicio radica en el elemento lumínico. La diferenciación de las disciplinas como síndrome moderno ha separado la relación entre el diseño espacial y el lumínico, cuando deberían pensarse en conjunto, pues dependen uno de otro. El diseño se ha encargado de perfeccionar el producto en todos sus formatos, desde el LED más pequeño hasta los grandes equipos lumínicos de alta potencia, y así equipar los espacios es cada vez más fácil.

david batchelor y leo villereal

Esposición Light Show, 2013. Hayward Gallery. Trabajos de Leo Villareal y David Batchelor.

exploded view jim campbell

Esposición Light Show, 2013. Hayward Gallery.”Exploded View”, Jim Campbell.

you and i, horizontal anthony mccall

Esposición Light Show, 2013. Hayward Gallery. “You And I, Horizontal”, Anthony MacCall.

El rol de la iluminación en arquitectura es totalmente activa, y si bien “Light Show” es un enfoque en el objeto más que en el espacio, “SOFTlab” -una instalación o “casa de luz” creada por Sonos Studio– es testigo de que esa relación no está lejos de proponer nuevas espacialidades. Son seiscientos tubos flourescentes que se encienden o apagan gracias a un patrón sonoro que intensifica su potencia, una experimentación elocuente sobre las posibilidades arquitectónicas y de diseño.

SOFTlab, 2013. SONOS Studio.

SOFTlab-light-house-installation-crystal-

SOFTlab, 2013. SONOS Studio.

 

Light House from SOFTlab on Vimeo.

Por último, la iluminación escénica es uno de los logros técnicos más trabajados y espectaculares respecto a las posibilidades arquitectónicas. Se suele pensar que el diseño teatral es una disciplina particular, pero sus vínculos con la arquitectura son evidentes, pues trabaja sobre el espacio. Y más allá de la escenografía determinada para cada puesta en escena, es la iluminación lo que determina cada situación y atmósfera que se quiere lograr. Bob WIlson, director teatral estadounidense, es uno de los diseñadores más experimentados respecto a iluminación escénica y sus obras están perfectamente trabajadas en cuanto a la luz y el cuerpo en movimiento. “Voom Portraits” es una serie de retratos fílmicos trabajados por él entre los años 2004 y 2006, un interesante trabajo cuya puesta en escena ha sido reconocida a nivel mundial por su ardua composición lumínica. Lograr los escenarios propuestos no es un objetivo fácil en absoluto, ya que no cualquier foco logra los efectos que se exponen aquí. A continuación, dos retratos que te invitamos a explorar, trabajados con los actores Winona Ryder y Robert Downey Jr.