La diseñadora holandesa Iris van Herpen acaba de presentar su nueva colección de alta costura llamada Shift Souls (”cambiar las almas”) en el Musee des Beaux-Arts como parte de los espectáculos de alta costura en París, junto con una instalación de luz láser del artista contemporáneo Nick Verstan. En el diseño de su colección, Iris se inspiró en los avances en ingeniería del ADN y las formas femeninas mitológicas.

Así, cada una de las 18 prendas, que presentan esferas voluminosas, formas ondulada elaboradas y detalles cortados con láser, fueron inspiradas por híbridos humano-animales. Van Herpen cree que el tema de las criaturas híbridas es importante dados los recientes avances científicos en ingeniería genética.

“Con los avances en la ingeniería del ADN y las primeras creaciones exitosas de híbridos humano-animales llamados cíbridos, los sueños mitológicos de la humanidad desde los albores de la civilización están cambiando al lienzo de la ciencia”, dijo la diseñadora: “Si bien las implicaciones científicas y éticas de los cíbridos aún no están claras, esta colección expresa el hecho de que esta realidad está sobre nosotros”.

La paleta de colores cálidos de la colección va desde tonos índigo y púrpura a ocre y amarillo, e incluyen estampados que crean ilusiones ópticas para “distorsionar el cuerpo”.

Una pieza, realizada en colaboración con el artista y ex ingeniero de la NASA, Kim Keever, presentó fotografías de “nubes de colores vaporosos” impresas en organza translúcida y en capas para crear patrones borrosos. Otra fue hecha de telas de seda teñidas con gradiente en capas contra estructuras de polietileno tereftalato glicol (PETG) cortados con láser, una resina plástica de color claro, para crear formas esferoides voluminosas que están destinadas a “flotar en simbiosis con el cuerpo como criaturas mitológicas”.

“Especialmente, la imaginación y la fluidez dentro del cambio de identidad en la mitología japonesa me dieron la inspiración para explorar el significado más profundo de la identidad y lo inmaterial y mutable que puede llegar a ser dentro de la coalescencia actual de nuestros cuerpos digitales”, agregó Iris van Herpen.