Las personas suelen establecer relaciones de confianza a través de la mirada y en un mundo que promete la masificación de ambiciosas tecnologías que sustituyen las labores de los humanos, pareciera ser que este antecedente no debe ser pasado por alto. Es por esto que Jaguar Land Rover ha creado un automóvil autoconducido que usa ojos para comunicarse con los peatones que se cruzan frente a ellos de una manera amistosa.

Actualmente a prueba en Coventry, Inglaterra, el prototipo de este vehículo hace contacto visual con peatones cercanos para reconocer que los han visto y se detienen para dejarlos cruzar la calle de manera segura.

Los autos, o “eye pods”, son parte de un conjunto de pruebas que está llevando a cabo la división de Movilidad Futura de Jaguar Land Rover, que está explorando cómo se puede alentar a los humanos a confiar en los autos autoconducidos.

“Queremos saber si es beneficioso proporcionar a los seres humanos información sobre las intenciones de un vehículo o si simplemente es suficiente que el peatón sepa que ha sido reconocido para mejorar la confianza”, dijo Pete Bennett, gerente de investigación de la división Future Mobility de Jaguar Land Rover.

Las estadísticas de la Asociación Americana del Automóvil muestran que dos tercios de las personas dicen que se sentirían menos seguras al compartir la carretera con un vehículos sin conductor mientras caminan o van en bicicleta. Las cifras parecen empeorar tras los recientes accidentes fatales.

Jaguar Land Rover está trabajando con psicólogos en estos ensayos, ya que intenta comprender cómo el comportamiento del vehículo puede mejorar la confianza humana en la nueva tecnología. Se espera que los vehículos autónomos reduzcan el número de accidentes de tráfico.

Los ensayos son parte del proyecto Autodrive respaldado por el gobierno del Reino Unido, que une a empresas, autoridades locales e instituciones académicas que intentan llevar tecnología autónoma al país.