La Casa en Serralves del arquitecto portugués João Vieira de Campos presenta una vivienda unifamiliar de apariencia monolítica dividida en dos volúmenes separados, la casa principal y las instalaciones de apoyo externas, dispuestas para otorgar un equilibrio racional a la diversidad de usos de los espacios exteriores circundantes.

La casa tiene dos pisos. La planta baja tiene un garaje para dos coches, una cocina y una sala de estar con una pequeña oficina en el hogar. El segundo piso tiene cuatro dormitorios, baños y una sala de lavandería. Los espacios exteriores se dividen en dos grupos; acceso a la casa principal y espacios de jardín que tienen relación directa con la sala de estar, cocina y balcón de las habitaciones. La textura refinada del hormigón en las paredes y techos exteriores, metales y vidrio son los principales elementos constructivos.

planta baja

planta alta