Airbnb, la plataforma digital global para alquiler de alojamientos privados, acaba de anunciar un importante movimiento en la industria de la arquitectura y la construcción, con planes de lanzar un prototipo de vivienda a fines del próximo año. Los diseños de la casa se están desarrollando como parte de la iniciativa Backyard de Airbnb, encabezada por el estudio de diseño de la compañía, Samara, lanzado en 2016. Tal como lo reveló el cofundador de Airbnb, Joe Gebbia, el proyecto verá a la compañía idear una nueva forma de diseñar, construir y compartir viviendas adaptadas a los estilos de vida contemporáneos.

”Backyard es una iniciativa para crear un prototipo de nuevas formas en que las casas se pueden construir y compartir las casas, guiadas por la ambición de realizar un diseño más humanista, orientado hacia el futuro y consciente de los residuos. Esta iniciativa investiga cómo los edificios podrían utilizar sofisticadas técnicas de fabricación, tecnologías de hogares inteligentes y una vasta información de la comunidad de Airbnb para responder a las necesidades cambiantes de propietarios u ocupantes a lo largo del tiempo.”, dijo Joe Gebbia en un comunicado del proyecto.

El primer prototipo de la iniciativa Backyard de Airbnb se dará a conocer el próximo año

Joe Gebbia, quien originalmente se formó como diseñador, inició esta iniciativa llamada Backyard (patio trasero) cuando se dio cuenta de que muchos anfitriones de Airbnb estaban modificando sus hogares en para recibir a los huéspedes de Airbnb, encontrando que sus residencias no estaban acondicionadas para ello.

“Con Backyard, estamos usando la misma lente a través de la cual se previó Airbnb, el potencial del espacio, y aplicándolo más ampliamente a la arquitectura y la construcción. Comenzamos con una pregunta simple: ¿Cómo se ve y se siente una casa que está diseñada y construida para compartir? La respuesta no es nada simple”, agregó Joe Gebbia.

El proyecto está siendo liderado por Samara, el brazo de diseño de Airbnb que fue lanzado en 2016

A punto de revelar su primer prototipo a fines del próximo año, el proyecto Samara está trabajando en esquemas que se basarán en el modelo de intercambio de viviendas de Airbnb para incluir características arquitectónicas diseñadas para este objetivo, pero también responderán a una serie de problemas que “emergieron rápidamente” en una investigación adicional , como mantenerse al día con las necesidades cambiantes de los residentes y “la velocidad a la que cambia el mundo”.

La exploración para definir este modelo incluye investigaciones sobre nuevas técnicas de fabricación, como la prefabricación, las tecnologías de hogares inteligentes y los materiales ecológicos, para abordar los problemas actuales dentro de la industria de la construcción, incluida “una enorme cantidad de residuos”,  dijo Fedor Novikov, líder del proyecto Backyard.

Joe Gebbia, en la foto, pretende que el proyecto impacte la industria de la arquitectura y la construcción

“Solo en los Estados Unidos, estamos comenzando la construcción de un promedio de 3,300 casas nuevas cada día”, dijo Gebbia. “Para nosotros, esto va más allá de una oportunidad de negocio. Es una responsabilidad social”.

“La forma en que se hacen los edificios está obsoleta y genera una tremenda cantidad de residuos. Para poder satisfacer las demandas del futuro, ya sea el desplazamiento climático o la migración rural-urbana, el hogar necesita evolucionar, pensar hacia adelante”, recalcó Joe Gebbia.