Desde el diseño de clubes nocturnos hasta experiencias gastronómicas envolventes y soluciones sensoriales para locales comerciales y marcas de alta gama representan la experiencia y visión del diseñador danés Johannes Torpe quien ha ayudado pequeños y medianos empresarios de todo el mundo a construir y fortalecer sus marcas a través de soluciones de diseño divertidas y estimulantes. Un testimonio más de lo anterior es este showroom de bicicletas ubicado en Lynge, Dinamarca, que fomenta el conocimiento, el aprendizaje y la innovación, y quizás lo que es más importante, inspira a las personas a soñar. Por todo esto, el ”United Cycling Lab & Store”, más que una tienda de bicicletas es ”el templo de las bicicletas”.

“El resultado es un laboratorio clínico y futurista, una tienda de juguetes para los ciclistas apasionados y serios. Lo llamamos ”un moderno monasterio para la ciencia del ciclismo”, explicó Johannes Torpe Studio.

La tienda está ubicada en un edificio que desde la década de 1990 ha sido utilizado exclusivamente como bodega por la marca United Cycling, un distribuidor de bicicletas de alto rendimiento para ciclistas y atletas avanzados. Con ganas de expandir el negocio, United Cycling se acercó a Johannes Torpe Studio para convertir el edificio de 1.650 metros cuadrados en un espacio comercial y una sede para la marca.

Para el diseño de la tienda, ubicada cerca de Copenhague, Johannes Torpe Studio se propuso crear una estética de “laboratorio futurista”, instalando paredes blancas retroiluminadas y elevadores mecánicos adheridos al techo que ofrecen una nueva jerarquía a la exhibición de bicicletas.

Los interiores de las bodegas ahora albergan una sala de exhibición de productos, un taller y un área para el ajuste de bicicletas para los clientes, así como una serie de salas de reuniones y un bar para el personal.

Uno de los principales objetivos del diseño de la sala de exhibición principal, fue animar a los clientes a “inspeccionar, tocar y admirar las bicicletas por su superioridad técnica”. Se decidió dividir uno de los muros de seis metros de altura en ocho grandes cajas de exhibición, que luego se han retroiluminado para llamar la atención sobre los productos.

La estricta regularidad de la retícula de exhibidores, junto con el patrón cuadriculado que cubre el cielo, pretende reflejar el meticuloso proceso de construcción requerido para fabricar bicicletas especializadas.

Además de las bicicletas exhibidas en la retícula, varias otras se muestran a nivel del piso dentro de estructuras cúbicas blancas, mientras que cinco modelos están suspendidos del techo en polipastos mecánicos que se pueden bajar con solo presionar un botón si los clientes desean echar un vistazo más de cerca.

Como contrapunto a la sofisticación mecánica, el acondicionamiento del espacio se ha mantenido simple con pisos de concreto y paneles de paredes de madera. También se han realizado modificaciones en la fachada exterior del edificio, que ahora está parcialmente protegida por paneles perforados de aluminio blanco.

“El concepto de diseño gira en torno a los contrastes entre naturaleza y ciencia y el encuentro entre el hombre y la máquina. Este tema es particularmente sensible en la elección de los materiales donde los materiales naturales cálidos, como el roble, se encuentran con el frío sentimiento industrial de los pisos”, explicó Johannes Torpe Studio.

planta baja

planta alta