El estudio danés Johansen Skovsted Arkitekter ha ganado un concurso para transformar el paisaje industrial de Hedeland, un área recreativa de 15 kilómetros cuadrados ubicada a unos 20 km al oeste del centro de Copenhague.


Las pequeñas estructuras de acero actúan como puntos de referencia en el paisaje abierto. A primera vista, podría uno preguntarse si los objetos son fragmentos o restos de maquinaria de la industria del área. En una mirada más cercana, los objetos se desempeñan como escenificaciones precisas de las situaciones específicas del paisaje de las que forman parte.

Cada elemento se relaciona estrechamente con una situación específica del paisaje y con el lugar donde se colocan. Al mismo tiempo, son generales y cada uno podría aparecer en muchos lugares diferentes en Hedeland.

Al igual que con las máquinas para canteras, todas las estructuras están construidas como objetos soldados, galvanizados y pintados. Se pueden mover fácilmente en el paisaje, en un tractor, a medida que el área se transforma y se redefine.

Todos los objetos son fáciles y baratos de fabricar, simples de mantener y contienen una robustez que contrasta con su carácter fugaz y transportable. Los elementos se pueden colocar fácilmente en el paisaje debido a sus pies ajustables.

La imagen de estos artefactos dirige la mente hacia las máquinas que originalmente dieron forma al paisaje hecho por el hombre. En contraste con su carácter industrial, las nuevas estructuras están diseñadas para las personas que las usarán, por ejemplo, para refugiarse en medio de una caminata, esconderse de aves, refugios para pernoctar, un sauna, pozo de fuego cubierto, un mirador o un lugar para observar las estrellas.